La Deplorable Condición del Hombre y el Poder de Dios: Un Resumen Claro del Evangelio

¿SALVO DE QUÉ?! Pronunció su respuesta lentamente, pavoneándose, dejando caer todo el peso en la última palabra con firmeza, como si con ello pudiera darle un empujón a su interlocutor. El interlocutor era un cristiano evangélico que estaba compartiendo el evangelio, y el que respondió de aquella manera tan brusca era un pastor de más…
Leer más