JUDAS ISCARIOTE

De todos los personajes que pasan por el escenario de la historia bíblica, ninguno es tan trágico ni tan despreciable como el de Judas Iscariote. Un poeta lo describió como El ruin hombre de Judea que desechó una perla más preciosa que toda su tribu.