Madrid, España

LOS EMBARAZOS NO PLANEADOS: 2 CATEGORÍAS

Recursos Bíblicos Para Crecer

LOS EMBARAZOS NO PLANEADOS: 2 CATEGORÍAS

Esta historia se repite cientos de veces y ocurre en cientos de contextos diferentes: una adolescente que no está casada se entera de que está embarazada. Pero en esta ocasión, el estigma de ser soltera y estar esperando un bebé es peor. Ni el hecho de que esté comprometida para casarse es atenuante para quedar la libre de la acusación que pende sobre ella… puesto que su prometido sabe que él no es el padre de la criatura.

Ahora, en vez de anticipar con alegría el día de su boda, se siente despedazado, todos sus sueños se han desmoronado. Por su mente atraviesa un sin fin de pensamientos al considerar las opciones que tiene: ¿Qué va hacer con sus sueños de que viviría con el “amor de su vida”? ¿Y qué pasará con el hijo que ella lleva en su vientre?

Ninguno de los dos podría haber imaginado el plan divino respecto a ese embarazo no deseado. Ni siquiera tenían idea del camino que Dios había trazado para sus vidas, ni la obra sobrenatural que él llevaría a cabo a través del Hijo que él había creado. El nombre de ese bebé sería JesúsJesús el Cristo, ¡el Salvador del mundo!

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.
(Mateo 1:21)

Tabla de Contenidos


LOS EMBARAZOS NO PLANEADOS

Un embarazo no deseado o no planeado es una crisis para algunas mujeres y para otras es una “simple inconveniencia”. Pero independientemente de las circunstancias, se ha perdido el gozo del embarazo y el orgullo de la paternidad. En lugar de ello, surgen sentimientos de culpa, dolor, ira, temor y todo ello se mezcla como una tonelada de ladrillos que presionan fuertemente el corazón. Quizás usted no entienda todo lo que Dios ha planificado para usted y su bebé, como sucedió con María y José (los padres de Jesús), pero puede estar segura de que es Dios quien está formando a esa criatura en su vientre y que él tiene un propósito bueno para ella.

“Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas”.
(Eclesiastés 11:5)


¿Qué es un embarazo no deseado o no planeado?

Un embarazo no deseado es el problema que enfrenta una mujer que ha quedado encinta, y que debido a las circunstancias de su vida o ciertas complicaciones de salud del bebé, no desea tener a su hijo(a).

El problema o presión de un embarazo no deseado puede también afectar al padre del bebé. En algunas ocasiones, la mamá quiere quedarse con el bebé, pero el padre no. Y en otras el padre sí lo quiere, pero ella no.

Un embarazo no deseado o no planeado puede ser el parteaguas de su vida, pues podría ser la carta de invitación de parte de Dios para que empiece una vida conforme a su voluntad, se levante por encima de los caminos equivocados de este mundo y comience a andar en las sendas divinas para estar en el centro de su voluntad perfecta.

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.
(Romanos 12:2)

Test de los embarazos no planeados

                                             Test de los embarazos no planeados


DOS CATEGORÍAS DE EMBARAZOS NO DESEADOS O NO PLANEADOS

Un embarazo en crisis es la concepción de un hijo que provoca ansiedad extrema en la madre debido a una gran variedad de factores como…

• la concepción del hijo antes del matrimonio (embarazo prematrimonial)
• la concepción de un hijo fuera del matrimonio (embarazo extramarital)
• ser demasiado joven
• mala salud de la madre o del bebé
• falta de apoyo emocional de parte del padre del bebé o de sus propios padres
• el trauma de haber sufrido una violación o incesto

Un embarazo inconveniente es la concepción de un hijo que representa un problema debido a diversos factores, tales como…

• la ineficacia del método anticonceptivo
• la interrupción de los estudios, la carrera o los planes futuros
• carencias económicas reales o percibidas
• el embarazo en edad avanzada
• la separación de la pareja por causa de la guerra, encarcelamiento, problemas matrimoniales o divorcio
• el deseo de la pareja de ya no tener más hijos o no tener ninguno

PREGUNTA: “¿No debería ser deseado todo bebé?”

RESPUESTA: Es posible que un bebé no sea deseado por su madre o su padre, pero sí lo es para Dios. La Biblia dice que el Señor conoce a todos los niños y tiene planes para cada uno de ellos, aún antes de su concepción. Él dice en su palabra:

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué”. (Jeremías 1:5)

¿Cuál es el dilema de la mujer embarazada?

La historia real de un embarazo en crisis

“María” regresó a su casa a mediados de su primer año en la universidad. Tenía que decir algo a sus padres y no podía hacerlo por teléfono. Pero hablar con ellos y ver el rostro de su madre fue una de las experiencias más difíciles de su vida. María trató de compartir su secreto, su vergüenza y la angustia que sentía ahogaba sus palabras. No pudo decirlo, y entonces su madre lo adivinó: ¡María estaba embarazada!

María hizo esta declaración: “Estaba en graves problemas. Vivía para mí misma y no me importaban las consecuencias de mis decisiones. Mis amigos cercanos me decían que estaba desenfrenada y que iba hacia la perdición, pero no les hice caso. ¡Estaba muy ocupada haciendo las cosas a mi manera! Pensaba que el chico con el que salía en ese momento era maravilloso. Nos estábamos divirtiendo tanto. No quería hacer nada sino estar a su lado”. María había llegado a la conclusión de lo que actualmente promueve el mundo: si se siente tan bien, hazlo. Pero el problema con ese tipo de razonamiento se encuentra en este proverbio…

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; pero Jehová pesa los corazones”.
(Proverbios 21:2)

PREGUNTA: “¿Qué piensa Dios de mí si sostengo relaciones sexuales fuera del matrimonio? ¿Cómo me puede perdonar por estar embarazada y por haber causado tanto dolor y vergüenza a mi familia?”

RESPUESTA: Su embarazo no ha tomado a Dios por sorpresa. El sabía que esta situación iba a ocurrir en su vida, pero eso no lo hizo titubear, ni hará que mengüe su amor por usted. El tiene compasión de usted, no condenación. Y si se lo permite, él restaurará su vida y le dará un nuevo significado y propósito.

“[Dios] El que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias”.
(Salmos 103:4)

La historia real de un embarazo inconveniente

“Felicidades,” dijo el doctor. “¡Está embarazada!”. Natalie y su esposo Brad tenían ambos treinta y cinco años y ya tenían tres hijos. ¡Esas no eran buenas noticias! El anuncio de un embarazo más provocó una explosión. Brad creía que su situación económica ya era difícil de por sí y la posibilidad de otro bebé tendría un impacto negativo sobre la familia. Esto era demasiado para él.

La única alternativa viable para Brad era que Natalie abortara. Él le dijo que la única solución a su problema era que ella abortara. Natalie estaba herida, lastimada, destrozada. No podía creer que su esposo hiciera una sugerencia tal. Su conciencia le decía que el hecho de que el aborto sea legal, no hace que sea correcto.

PREGUNTA: “Me siento terriblemente mal porque mi esposo quiere que aborte. ¿Cómo puedo estar en contra de lo que mi esposo dice cuando la Biblia dice que debo someterme a él?”

RESPUESTA: La Biblia dice que tanto el esposo como la esposa deben tener un espíritu de sumisión el uno al otro. “Someteos unos a otros en el temor de Dios” (Efesios 5:21). Si se siente tan mal tan sólo pensar en un aborto, no debe someterse a una acción si ésta viola su conciencia. En última instancia, su sumisión prioritaria debe ser obedecer a Dios.

“Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29).

¿Cuáles son las etapas del desarrollo de un bebé antes de nacer?

La vida no comienza cuando damos a luz y el bebé respira por primera vez. Aunque no se sienta embarazada o no se vea diferente, a las tres semanas de la concepción, la pequeña vida que lleva en su seno ya tiene un cerebro desarrollado, un corazoncito que late y extremidades pequeñitas que comienzan a “florecer” y moverse por todos lados. Durante ese tiempo, el nonato pasa de ser un cigoto a un embrión y luego a un feto… de la misma manera que un niño pasa por la adolescencia y luego a la edad adulta.

“Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien”.
(Salmos 139:14)


DE CIGOTO, A EMBRIÓN, A FETO

• Etapa uno—de la concepción a los 10–14 días

La palabra cigoto se refiere al bebé durante la primera etapa de su desarrollo prenatal. Durante ese tiempo, el cigoto viaja desde la trompa de Falopio y se adhiere a la pared del útero. El huevo u óvulo fertilizado contiene toda la información genética de un ser humano único.

• Etapa dos—de las 3 a las 8 semanas

El término embrión se refiere al bebé en la segunda etapa de su desarrollo prenatal. En esa etapa, el óvulo fertilizado desarrolla las partes principales de su cuerpo y se forman la estructura y los órganos.

• Etapa tres—de las 8 a las 40 semanas

El término feto se aplica al bebé cuando está en la etapa final de su desarrollo prenatal, cuando ya ha desarrollado sus características individuales hasta que nace.

Aunque la concepción y desarrollo de un bebé no están al alcance de nuestra vista, Dios ve todas las cosas. Él supervisa cada detalle. El rey David habló de la intervención directa de Dios en nuestras vidas y declaró las siguientes palabras al Señor en los Salmos:

“No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”.
(Salmos 139:15–16)


¿En qué consisten los tres trimestres?

Los nueve meses del embarazo están divididos en tres segmentos llamados trimestres. Cada uno dura tres meses.


CRONOLOGÍA DE UNA NUEVA VIDA HUMANA

Primer trimestre

• Primer mes
—En cuanto ocurre la fertilización, comienza el desarrollo celular. Antes de la implantación, ya se puede determinar el sexo de la nueva vida.
—Al momento de la implantación, el nuevo ser se compone de cientos de células y ha desarrollado una hormona protectora para evitar que el cuerpo de la madre lo rechace como un tejido extraño.
—A los 17 días, la nueva vida ha desarrollado células sanguíneas. La placenta es parte de esta nueva vida y no de la madre.
—A los 18 días, ocurren pulsos ocasionales de un músculo, ese músculo es el corazón.
—A los 19 días, comienzan a desarrollarse los ojos.
—A los 20 días, ya se ha formado las bases del cerebro, espina dorsal y todo el sistema nervioso.
—A los 21 días, comienza a latir el corazón.
—A los 28 días, se han desarrollado la columna vertebral y 40 pares de músculos a lo largo de la columna de la nueva vida. Los brazos y piernas se están desarrollando.

• Segundo mes
—A los 30 días, es evidente el flujo sanguíneo dentro del sistema vascular y se comienza a desarrollar el sistema auditivo y nasal.
—A los 40 días, el corazón del bebé ya late más rápido que el de la madre y produce el 20 por ciento de la energía que produce el corazón de un adulto.

• Semana 6—El bebé ya mide 1.3 cms.
—A los 42 días, está completo el esqueleto y presenta reflejos.
—A los 43 días, se pueden registrar patrones eléctricos cerebrales. Esta es evidencia contundente de que ya hay procesos de “pensamiento” en el cerebro. Se puede decir que el nuevo ser es pensante.

• Semana 7—el bebé ya mide 2 cms.
—A los 49 días, el feto parece un muñequito en miniatura, completo con todos sus dedos de las manos, pies y oídos desarrollados.

• Semana 8
—A los 56 días, todos los órganos están funcionando, incluyendo el estómago, hígado, riñones y cerebro, todos ellos están intactos. El bebé tiene todas sus partes físicas formadas y ahora lo único que necesita son los nutrientes. Todo el desarrollo físico de aquí en adelante es refinamiento y aumento de tamaño hasta llegar a la madurez, aproximadamente a los 23 años de edad.
—Esta etapa ocurre dos meses antes de la “alerta”, o de que la madre sienta el primer movimiento de su bebé. La mamá no siente los movimientos del bebé hasta aproximadamente cuatro meses después de la concepción.

• Tercer mes
—A la 9 semana, el bebé ya mide 5.2 cms. Aparecen sus huellas digitales.
—A las 9 y 10 semanas, el bebé entrecierra sus ojos, traga y retrae la lengua. El contorno de su cara y cuerpo ya tienen más apariencia de bebé y se hacen evidentes sus características físicas.
—A las 11 y 12 semanas, mueve brazos y piernas y le salen las uñas de las manos y de los pies. El niño inhala y exhala el líquido amniótico.

Segundo trimestre

• Cuarto Mes
—A las 13 semanas, le sale cabello.
—A las 14 semanas, el bebé puede juntar sus manos y chuparse el dedo pulgar.
—A las 16 semanas, sus órganos genitales son claramente visibles. Las manos pueden agarrar algo. (Véase Oseas 12:3.) El bebé puede nadar, patear y dar maromas, aunque la madre todavía no sienta el movimiento dentro de ella.

• Quinto mes
—A las 18 semanas, el bebé ya mide 30.5 cms. y la madre puede sentir el movimiento de su bebé. Ya trabajan sus cuerdas vocales… El bebé tiene ahora la habilidad de llorar.

• Sexto mes
—A las 26 semanas, todos los órganos sensoriales están funcionando, el bebé puede oír, ver, gustar y tocar.

Tercer trimestre

• Séptimo mes
—A las 28 semanas, el bebé ya pesa 1.15 kgs. Ahora el bebé comenzará a ganar peso con mayor rapidez.

• Octavo mes
—A las 31 semanas, el bebé pesa aproximadamente 1.5 kgs y mide 40 cms. Los ojos del bebé se abren durante el tiempo que está despierto.

• Noveno mes
—A las 37 semanas, se desarrolla el sistema inmune del bebé para prepararlo para sobrevivir fuera del vientre de su madre. ¡Pronto nacerá!

Aunque nadie entiende completamente los caminos y obras de Dios, él hará lo correcto a favor de la madre y su hijo. Cada vida preciosa que se desarrolla en el vientre de una madre, es formada por Dios, el Hacedor de todas las cosas.

“Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo”.
(Isaías 44:24)

PREGUNTA: “Si decido quedarme con mi bebé, ¿sabré cómo ser un buen padre o madre?”

RESPUESTA: Alguien dijo alguna vez: “Ser padre soltero es el trabajo más difícil del universo”, sin embargo, Dios promete darle fortaleza sobrenatural si vive en dependencia de él. Si permite que su presencia interna controle su vida, entonces podrá ser un instrumento en sus manos para proveer seguridad para su hijo. Un padre sabio sabe que la necesidad emocional de un hijo es mucho mayor que la necesidad de las cosas materiales o satisfactores económicos. Tenga la seguridad de que el Señor le dará la fortaleza para hacer todo aquello que él le haya llamado a hacer.

“El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”. (Isaías 40:29)


¿Qué hay en el corazón de Dios respecto a su bebé?

Aunque usted haya cometido un error, ¡su hijo no es un error! Dios no está sorprendido por la creación de esta nueva vida, él es el Creador. Y él ama a todo aquel que él crea. Por lo tanto, nada podrá separar a su bebé del amor de Dios.

“Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”.
(Romanos 8:39)

• Dios es el autor de la vida.

“Y yo hago vivir”. (Deuteronomio 32:39)

• Dios abre y cierra la matriz.

“Jehová… le dio hijos”. (Génesis 29:31)

“Jehová no le había concedido tener hijos”. (1 Samuel 1:5)

• Dios permite todos los embarazos—sin importar cuáles sean las circunstancias.

“Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo”. (Isaías 44:24)

• Dios es el creador de cada vida.

“¿Así pagáis a Jehová, pueblo loco e ignorante? ¿No es él tu padre que te creó? Él te hizo y te estableció”. (Deuteronomio 32:6)

• Dios nunca crea una vida sin tener un propósito definido para ella.

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11)

Desde el punto de vista de Dios, todos los embarazos le pertenecen, por tanto, él desea que lleguen a buen término.

PREGUNTA: “Si Dios es el Creador del bebé que llevo dentro, ¿por qué siento que este embarazo no deseado es un castigo por mi pecado?”

RESPUESTA: Su embarazo no es una condenación de Dios por su pecado, sino una consecuencia del mismo. Aunque usted cometió un error, su hijo no lo es. Busque a Dios para que le dé sabiduría e inteligencia. El planea usar esta circunstancia aparentemente negativa de su vida para atraerlo a una relación de dependencia más profunda con él. La Biblia dice que:

“Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos”. (Salmos 119:71)


CARACTERÍSTICAS DE LA FUTURA MADRE CONFUNDIDA

En tiempos de María y José, el embarazo fuera del matrimonio era visto con tal desprecio que legalmente, María podría haber sido apedreada hasta la muerte. Aunque ella hubiera intentado esconder su embarazo, sabía que era imposible guardar el secreto. Los cambios naturales de su cuerpo, aunque pudieron haberle causado emoción, también se convertirían en la evidencia en su contra. María sabía que sus conocidos, vecinos y amigos cercanos tendrían que enfrentar el dilema de ni siquiera dirigirle la palabra. Así que antes de que se le comenzara “a notar”, salió de su pueblo por tres meses para quedarse en casa de unos parientes lejanos.

Muchas futuras madres pueden sentir que el embarazo es una carga abrumadora… una prueba dolorosa que quisieran evitar. Pero recuerde, todas las pruebas traen consigo la gracia de Dios para hacerles frente.

“Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad”.
(2 Corintios 12:9)


¿Podría estar embarazada… sin saberlo?

Considerando el poder de la negación o la posibilidad de la ingenuidad, podrían pasar meses antes de que una jovencita o mujer mayor se enterara de que está embarazada. Un solo encuentro sexual abre la posibilidad a un embarazo. Es por eso que toda mujer debe estar alerta en cuanto a las señales y síntomas inusuales en su cuerpo. Cuando el embarazo es una realidad, hay muchos cambios físicos que ocurren que indican que se está formando un niño en su vientre… exactamente debajo de su corazón.

“El corazón del entendido adquiere sabiduría; y el oído de los sabios busca la ciencia”.
(Proverbios 18:15)

• ¿Tiene náuseas persistentes en la mañana o durante el día?
• ¿Tiene cambios frecuentes de ánimo?
• ¿Se saltó un período menstrual?
• ¿Sus senos están sensibles o se han agrandado?
• ¿Tiene que orinar con frecuencia?
• ¿Se siente excesivamente cansada?
• ¿Su intuición le hace pensar que está embarazada?

Saltarse un período menstrual es la señal más común de un embarazo, pero si usted sufre uno de estos síntomas, hágase una prueba. No deje pasar el tiempo pensando que los síntomas desaparecerán. Hágase una prueba de embarazo lo más pronto posible.

“El corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio”.
(Eclesiastés 8:5)

PREGUNTA: “Estoy embarazada pero no soy casada. ¿Cómo puedo enfrentar la vergüenza de decírselo a mis padres?”

RESPUESTA: Puesto que decidió tener relaciones sexuales que están reservadas para adultos casados, ahora debe enfrentar decisiones que requieren decisiones de adultos. Una de las primeras es decírselo a sus padres. Ellos merecen saber la verdad. La mayoría de los padres apoyan a su hija después de resolver sus propios sentimientos encontrados. Sea honesta y madura en la forma de tomar decisiones.

“Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño”. (1 Corintios 13:11)


¿Cuáles son las reacciones predecibles ante un problema de embarazo?

Todos enfrentamos pruebas no planeadas en esta vida, pero podemos decidir verlas como oportunidades para obtener madurez y perspectiva respecto a los dones escondidos de Dios… aun los que llegan a nuestra vida en paquetes no deseados. Cuando su fe se arraiga en la certidumbre de que es posible tener paz y contentamiento sin importa cuáles sean las circunstancias, podrá sanar y crecer en lo personal. No obstante, experimentará las reacciones normales de un embarazo no deseado o no planeado. Por tanto, aférrese a la verdad de que Dios en su misericordia tornará su situación en algo bueno.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.
(Romanos 8:28)

NEGACIÓN

• “No es verdad, debe haber un error”.
• “Esto no me puede estar pasando a mí”.
• “Esto no es mi culpa”.
• “Hay otras razones para haberme saltado un período menstrual”.

Cuando sea difícil aceptar la verdad, reconozca la verdad de Dios.…

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.
(Juan 8:32)

TEMOR

• “¿A quién se lo puedo contar?”
• “¿Qué pensará la gente de mí?”
• “Mi vida está arruinada”.
• “¡Cómo pude ser tan estúpida!”

Si se siente atrapada por la angustia, clame a Dios.…

“Jehová, escucha mi oración, y llegue a ti mi clamor.

No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; inclina a mí tu oído; apresúrate a responderme el día que te invocare”.
(Salmos 102:2)

DEPRESIÓN

• “Me siento sola y sin esperanza”.
• “Me odio a mí misma”.
• “No puedo enfrentar la vergüenza”.
• “Prefiero morir antes que enfrentar el futuro”.

Cuando haya perdido toda esperanza, coloque su esperanza en Dios…

“Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; serán avergonzados los que se rebelan sin causa”.
(Salmos 25:3)

ANGUSTIA

• “No puedo soportar tener que decírselo a mis padres”.
• “¿Me va a dejar mi novio?”
• “¿Qué voy a hacer con la escuela o mi trabajo?”
• “Nadie va a querer casarse conmigo”.

Cuando se sienta abrumada por el temor de lo que sucederá en el futuro, presente su súplica delante de Dios…

“Quita de mí el oprobio que he temido”
(Salmos 119:39)

DILEMA

• “No puedo tener a este hijo(a), pero tampoco quiero deshacerme de él (ella)”.
• “¿Debo casarme con el padre del bebé aunque no lo ame?”
• “¿Debo considerar el aborto aunque sé que está mal?”
• “¿Debo criar a mi hijo o debo considerar darlo en adopción?”

Cuando se sienta confundida, busque consejo sabio.…

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”.
(Santiago 1:5)

PREGUNTA: “¡Tengo tanto temor! ¿Qué dirá la gente, mi novio, mi familia, mis amigos? ¿Qué será de mi futuro? ¿Cómo enfrento mi temor?”

RESPUESTA: Es comprensible que tenga temor. Ahora deberá enfrentar cambios importantes en lo físico y emocional, aun en lo social. Cuando tenga temor, céntrese en la compasión de Cristo. En Juan capítulo 8 los líderes de Israel que juzgaron a una mujer le preguntaron a Jesús si según la ley debían apedrear a esa mujer que había sido sorprendida en adulterio: Jesús no la condenó, pero al mismo tiempo le dijo que se apartara de su vida de pecado. Su preocupación principal no era el pecado en sí, sino el alma de la mujer. Ella necesitaba una vida transformada y ¡la obtuvo! Cristo le ofrece esa misma compasión a usted. Puede estar en paz con él cuando le entrega su vida. Él le dará nuevas fuerzas y tiene suficiente amor como para amarla a usted y a su hijo(a).

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. (Isaías 41:10)


¿Qué características son comunes en un embarazo sin estar casada?

La mayoría de las jovencitas sueñan con el día de su boda… con un esposo guapo, un bello vestido, muchas flores, hermosas damas, su familia y amigos… y por supuesto, un pastel de cuatro pisos en una extraordinaria recepción. Ninguna joven se ve a sí misma acudiendo a una agencia de adopción sola… o recibiendo los papeles de deslinde de responsabilidad de su ex novio… u orando por un buen hogar para el hijo que lleva en el vientre. ¿Cómo es que sus sueños se convirtieron en una pesadilla? ¿Cuáles son las características comunes en la actividad sexual prematrimonial?

• Curiosidad acerca del sexo
• Deseo de ser popular
• Deseo de escapar a los conflictos familiares
• Inmadurez emocional
• Temor a perder al ser amado
• Temor a no disfrutar la vida
• Temor a nunca casarse
• Incapacidad para tomar decisiones
• Incapacidad para poner límites
• Inseguridad
• Involucrarse en prácticas satánicas
• Padres varones indiferentes (especialmente padres sin afecto)
• Falta de metas para el futuro
• Falta de dirección de los padres
• Soledad
• Baja auto-estima
• Necesidad de cercanía
• Necesidad de ser amada
• Falta de comunicación
• Presión del grupo

Dios nos da dirección para tomar el camino correcto y no terminar en el lugar equivocado en el momento inapropiado y haciendo lo incorrecto. Él no nos dice que nos apartemos de la tentación sexual, sino que “¡HUYAMOS… por nuestro propio bien!”

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca”.
(1 Corintios 6:18)

PREGUNTA: “¿Mi bebé siempre va a ser un hijo ilegítimo?”

RESPUESTA: ¡Por supuesto que no! Su bebé no es ilegítimo de ninguna manera. En realidad, no existen hijos ilegítimos, pero sí existen padres ilegítimos. Su hijo es inocente de haber hecho algo malo.

“El que justifica al impío, y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación a Jehová”. (Proverbios 17:15)


¿Qué ha pasado con los valores de la familia?

Muchos padres están abandonando su responsabilidad de instruir a sus hijos en los valores morales. Por otro lado, muchos líderes han adoptado los valores inmorales de una cultura carente de principios. Dios creó la relación sexual para procrear y para disfrutar de ella, pero solamente dentro de los límites protectores del matrimonio. El sexo fuera del matrimonio demuestra una falta de respeto por la voluntad de Dios respecto al comportamiento sexual inmoral y siempre conllevará consecuencias.

“Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto te has olvidado de mí, y me has echado tras tus espaldas, por eso, lleva tú también tu lujuria y tus fornicaciones”.
(Ezequiel 23:35)


CARACTERÍSTICAS DE LA PATERNIDAD DEFICIENTE

• Madres que no son ejemplo positivo para sus hijas
• Madres que le dan píldoras anticonceptivas a sus hijas
• Padres que no son cariñosos y dejan a sus hijas anhelando el afecto masculino
• Padres ausentes del hogar
• Ambos padres que permiten que sus hijos tengan novio desde muy chicos
• Ambos padres que permiten que sus adolescentes estén solos en su casa por largos períodos de tiempo sin supervisión
• Ambos padres que fallan en instruir a sus hijos para que se hagan responsables de su propia vida
• Ambos padres que permiten que sus hijos vean programas de televisión con alto contenido sexual
• Padres que no dan ejemplo de amor mutuo
• Padres que no tienen comunicación con sus hijos
• Padres que no instruyen a sus hijos a ir contra la corriente y la presión del grupo

Encontramos un fuerte ejemplo del papel de un padre en uno de los pasajes más importantes del Antiguo Testamento.

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas”.
(Deuteronomio 6:5–9)

PREGUNTA: “¿Son responsables los padres cuando su adolescente se involucra en relaciones sexuales antes del matrimonio?”
RESPUESTA: No. Dios nos ha dado a todos una conciencia que nos permite determinar qué es bueno y qué es malo. A muchos adolescentes se les ha permitido mucha libertad y no se les ha instruido para auto-controlarse, pero aun así ellos son responsables de sus propias decisiones.

“De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí”. (Romanos 14:12)


CAUSAS DE LOS TEMORES RESPECTO A UN EMBARAZO NO DESEADO

Un estudio cuidadoso del embarazo de María revela que su experiencia no fue fácil… y lo mismo se puede decir de José. Imagínese la carga y el dolor de enterarse de que su futura esposa estaba esperando un hijo. José era un hombre justo y sabía que él no era el padre, sin embargo trató de manejar la situación en la forma menos agresiva posible. El pensó romper el compromiso en secreto para no exponerla a la vergüenza pública. (Véase Mateo 1:19.)

Pero después de que un ángel calmó sus temores y le reveló que el hijo que María había concebido era del Espíritu Santo (Mateo 1:20), José la tomó por esposa y la ayudó a criar a su hijo Jesús. Cuando leemos las páginas de esa historia, el embarazo de María resultó ser una gran bendición… no una carga. Y así como José y María se sometieron a sí mismos y al embarazo al plan de Dios, Jesús le llama a usted a someterse a sí misma y a su embarazo a su cuidado.

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí”.
(Juan 14:1)


¿Por qué mucha gente considera que un hijo es una carga y no una bendición?

Para mucha gente tener hijos se ha convertido en algo no deseado. Con el paso del tiempo ha habido cambios en la forma en que valoramos a los niños. Por un lado ha decrecido el valor que se da a los hijos, y por el otro, se ha incrementado el temor de criarlos.

• El valor que le damos a criar hijos ha decrecido porque…

—Algunas personas desean tener hijos sólo si están en las condiciones económicas “ideales”.
—En ocasiones ambos padres quieren tener una carrera.
—Algunos no desean contribuir a la sobrepoblación.
—Algunos desean vivir un estilo de vida sin cargas y sin hijos.
—Otros no quieren criar más hijos de los que ya tienen.
—Algunos ya no desean hijos después de cierta edad.

PREGUNTA: “¿Qué hay de malo en tener preferencias personales cuando se trata de tener y criar hijos?”

RESPUESTA: No hay nada de malo en tener y realizar sus propios deseos respecto a los hijos… hasta que llega el momento de tomar una decisión cuando ya existe un embarazo de por medio. Jesús dijo:

“Y les dijo: Cualquiera que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió”.

(Lucas 9:48)

• Se ha incrementado el temor de criar hijos porque…

—Los que crecieron en una familia disfuncional a veces se sienten incapaces de criar hijos emocionalmente sanos.
—El incremento de la promiscuidad sexual o el uso de alcohol y drogas entre los jóvenes puede provocar que las parejas tengan temor de traer hijos al mundo.
—La falta de respeto y la rebeldía de la juventud han intimidado a muchos padres en potencia.

PREGUNTA: “Las cosas van empeorando con cada generación. ¿Por qué querría alguien traer hijos a un mundo tan convulsionado?”

RESPUESTA: Aunque usted no quiera traer hijos a un mundo inmoral y caótico, Dios nos revela su voluntad en cuanto a criar hijos, independientemente de las circunstancias.

“He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud”. (Salmos 127:3–5)


¿Por qué ha aumentado la práctica del sexo fuera del matrimonio?

Desde siempre, los placeres sexuales han representado tanto una tentación a pecar como una prueba a la integridad. Evitar el sexo ilícito requiere que la persone valore más sus principios que el placer. Si alguien quiere llegar a ser una persona de principios tiene que tener convicción y creer en absolutos morales. Muchas personas que han sido engañadas por los placeres del sexo ilícito nunca se imaginaron que había un anzuelo mortal escondido detrás del placer. Cuando alguien se encuentra en tentación, Dios declara:

“Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, no consientas”.
(Proverbios 1:10)

• ¿Cuáles son las tres causas principales que empujan a la gente a practicar el sexo ilícito?

—La publicidad del sexo a través de los medios de comunicación (revistas, televisión, películas, Internet)
—La proliferación de la pornografía (escenas eróticas por Internet, sitios de Chat con temas sexuales, películas, videos, televisión, publicaciones impresas)
—La facilidad de obtener satisfacción sexual (falta de límites de parte de los padres en cuanto a lo que está permitido, promoción del “sexo seguro” con el uso de los condones, la creciente aceptación del sexo oral y otras prácticas sexuales)

“Mis ojos están siempre hacia Jehová, porque él sacará mis pies de la red”.
(Salmos 25:15)

PREGUNTA: “¿Cómo encuentro el valor para confrontar al mundo y su aceptación del placer sexual libre?”

RESPUESTA: Nunca es demasiado tarde para ser sexualmente puros. La pureza sexual involucra el control de los ojos que lo lleva a controlar su cuerpo. Dios honra a quien de corazón lo busca para recibir la fuerza y controlar la tentación del deseo sexual ilícito.

“No seguirás a los muchos para hacer mal”. (Éxodo 23:2)

• ¿Por qué han perdido su impacto las tres consecuencias principales de practicar el sexo ilícito?

—El temor a los embarazos ha disminuido debido a la proliferación de métodos anticonceptivos y la legalización del aborto.
—El temor de contraer enfermedades sexuales ha disminuido debido a los avances en la ciencia médica y al falso mensaje del “sexo seguro”.
—El temor a verse involucrado en un escándalo moral ha disminuido debido a que el sistema de valores humanista acepta cada vez más este tipo de situaciones.

PREGUNTA: “¿Cómo pude estar tan ciega a la verdad antes de embarazarme?”

RESPUESTA: Cuando somos tentados, por lo general sabemos lo que debemos hacer, pero a menudo nuestro corazón no quiere vivir a la luz de la verdad. Por lo general no es que estemos “ciegos a la verdad” sino que simplemente vemos para otro lado porque la verdad nos va a reprender por nuestra inmoralidad. Queremos obedecer a nuestros sentimientos en vez de detenernos a pensar en las consecuencias de nuestro pecado. Es por eso que el Señor quiere arrojar luz sobre nuestras tinieblas…

“Tú eres mi lámpara, oh Jehová; mi Dios alumbrará mis tinieblas”. (2 Samuel 22:29)

No importa cuánto hayan perdido su impacto las consecuencias que acarrea el sexo ilícito, Dios sostiene en su palabra:

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. Aparta de ti la perversidad de la boca.… Tus ojos miren lo recto, y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante. Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal”. (Proverbios 4:23–27)


¿Cómo influye la ética en las decisiones respecto a los embarazos no planeados?

La definición de ética es “un conjunto de valores morales o principios por medio de los cuales tomamos decisiones que involucran a nuestra conducta”. La gente toma decisiones con base en el sistema de ética que decide seguir. Los cristianos ponen su confianza en Cristo para ayudarles a vivir según los absolutos morales divinos tal como se revelan en su palabra.

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”.
(Salmos 119:105)

• El relativismo cultural dice:
“No hay nada malo en practicarse un aborto. Es legal y todo mundo lo está haciendo”. En ese caso, las normas morales se basan en la cultura o en la propia conciencia. No existen los absolutos morales.

Absolutos morales bíblicos:
“Os he puesto delante la vida y la muerte… escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia”. (Deuteronomio 30:19–20)

• La teoría del comportamiento (behaviorismo) dice:
“No te prives de tus deseos naturales”. Somos simplemente producto de nuestros genes y no existe tal cosa como la moralidad.

Absolutos morales bíblicos:
“Renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente”. (Tito 2:12)

• La ética situacional dice:
“No debes imponerte los valores de los demás. La situación de cada persona es diferente”. El factor determinante para decidir entre lo bueno de lo malo es hacer lo que produce más amor.

Absolutos morales bíblicos:
“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. (2 Timoteo 3:16)

• La ética emocional dice:
“Si se siente bien, hazlo”. No hay nada que sea literalmente bueno o malo, estas palabras sólo expresan emoción.

Absolutos morales bíblicos:
“Hay camino que parece derecho al hombre… pero su fin es camino de muerte”. (Proverbios 16:25)

PREGUNTA: “¿Puede un cristiano ceder ante la inmoralidad y aun así recibir el perdón de Dios?”

RESPUESTA: Sí. El rey David cometió adulterio con la esposa de uno de sus soldados y sufrió las consecuencias de su pecado. Sin embargo, después se le describe como “el hombre conforme al corazón de Dios”. Él declaró que a través del arrepentimiento y el dolor se acercó más a Dios. Esta es la oración del corazón de David…

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. (Salmos 51:10)


¿Cuál es la raíz del temor que acompaña a un embarazo no deseado?

Cualquier persona que experimenta un embarazo no deseado tiene que enfrentar varios temores, especialmente los que tienen que ver con: ¿Qué voy a hacer ahora? Nuestra forma idealista de pensar nos hace creer que esto no puede estarme pasando a mí. Pero no podemos confundirnos en la incredulidad. Muchas situaciones que no planeamos suceden. Nos convencemos a nosotros mismos de que eso jamás nos va a ocurrir a nosotros porque por lo general tratamos de evadir las consecuencias de nuestro comportamiento negativo. Pero las repercusiones sí suceden y sin un apoyo, el temor y la ansiedad provocan dificultades a la hora de responder. Quizá siente que está solo, ¡pero eso no es así! El Dios que lo ama está con usted y puede calmar todos sus temores.

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides”.
(Deuteronomio 31:8)


ENFRENTE LOS TEMORES QUE LO PARALIZAN

Pareciera que la libertad se ha ido para siempre.
Pero… “Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36).

Pareciera que nunca más podremos disfrutar de la vida.
Pero… “El gozo de Jehová es vuestra fuerza” (Nehemías 8:10).

Siente ira hacia Dios por su embarazo.
Pero… “Temblad, y no pequéis; meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad” (Salmos 4:4).

El rechazo de la gente es doloroso.
Pero… “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá” (Salmos 27:10).

Mi seguridad se ve amenazada.
Pero… “Tendrás confianza, porque hay esperanza” (Job 11:18).

PREGUNTA: “En medio de este embarazo no planeado que me provoca tanto temor, ¿podré tener paz interior?”
RESPUESTA: Con Dios es posible tener paz interior, aun en medio de sus problemas y temores. Solo recuerde que no hay problema que sea tan grande ¡que Dios no pueda resolverlo! Jesús es el Príncipe de Paz y él quiere que usted tenga paz. Sin importar sus temores y dificultades usted puede experimentar su paz interna cuando goza de su presencia interior. Jesús dijo:

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. (Juan 16:33)


Causas de los embarazos no deseados

Dios creó a cada persona con tres necesidades íntimas básicas: la necesidad de amor, propósito (o significancia) y seguridad.5 Tendemos a buscar cómo suplir esas necesidades a nuestra manera, y no nos damos cuenta de que Dios nos las dio con un propósito específico. Él quiere que aprendamos que él nos conoce íntimamente y que solamente él puede llenar cada una de esas necesidades internas más profundas. Si razonamos erróneamente, viviremos bajo nuestras propias creencias equivocadas. Sin embargo, la persona sabia sabe que no logrará nada de valor duradero separada del plan de Dios. Él dice:

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros… pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”.
(Jeremías 29:11)

CREENCIA EQUIVOCADA:

“Yo tengo derecho de decidir qué hago con la criatura que llevo en mi vientre. Temo que si tengo a este bebé, arriesgaré mi felicidad futura”.

• Amor:
“Lo único que quiero es que alguien me ame, pero ahora me rechazarán y jamás tendré la oportunidad de tener una relación matrimonial de amor”. (Embarazo de crisis)
“Es mejor no traer a un hijo no deseado a este mundo”. (Embarazo inconveniente)
• Propósito:
“Mi novio me dejó y ahora presume con sus amigos acerca de sus conquistas sexuales”. (Embarazo de crisis)
“Tendré que renunciar a mis metas y planes”. (Embarazo inconveniente)
• Seguridad:
“Ya no tengo ninguna seguridad. Podría perder a mi familia, mis amigos y aun al padre de mi hijo”. (Embarazo de crisis)
“Esto provocará una crisis familiar. Un bebé nos provocará tanto estrés en la familia que afectará nuestro estilo de vida y economía”.
(Embarazo inconveniente)

CREENCIA CORRECTA:

Dios tiene un plan para el hijo que llevo en mi vientre. Dios ama a este bebé y es una expresión del amor que el Señor tiene por mí. Decido confiar en Dios para que sea él quien satisfaga mis necesidades más profundas.

• Amor:
Dios me ama y proveerá personas con las que pueda relacionarme adecuadamente junto con mi bebé.
• Propósito:
El Señor cumplirá su propósito en mí y llevará a cabo sus planes en mi vida y en la de mi bebé.
• Seguridad:
Porque he entregado al Señor el control de mi vida, puedo estar segura de que él caminará a mi lado y de mi bebé a cada paso del camino.

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti… todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice”.
(Isaías 43:2, 7)


¿CUÁL ES LA RELACIÓN MÁS IMPORTANTE QUE NECESITA?

Muchas de las cosas físicas que suceden en la vida no son deseados o planeados, tales como la picadura de una abeja, un accidente automovilístico y hasta un embarazo. Y algunos de nuestros sentimientos también son indeseados, como culpa, dolor, tristeza y vergüenza. Muchos de esos sentimientos son resultado de decisiones equivocadas… es decir, una vida regida por la voluntad propia, la cual Dios llama pecado. Si nunca ha depositado su confianza en Jesús, el pecado no le permite tener un a relación con Dios. Solamente él le puede dar la fortaleza y apoyo para manejar un embarazo no deseado.


CÓMO TENER UNA RELACIÓN CON DIOS QUE DURE PARA SIEMPRE

#1 El propósito de Dios para usted… es la salvación.

¿Qué movió a Dios a enviar a su Hijo al mundo? ¿Condenarlo? No. ¡Lo envió para demostrarle su amor por medio de la salvación!

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”. (Juan 3:16–17)

¿Cuál fue el propósito de Jesús para venir al mundo? ¿Hacerlo todo perfecto y quitar todo el pecado? No, ¡sino a perdonar sus pecados, darle el poder para obtener la victoria sobre el pecado y ayudarle a vivir una vida plena!

“Yo [Jesús] he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. (Juan 10:10)

#2 Su problema… es el pecado.

¿Qué es el pecado? El pecado es vivir de manera independiente de las normas de Dios, sabiendo lo que es correcto, pero decidiendo hacer lo malo.

“Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. (Santiago 4:17)

¿Cuál es la consecuencia del pecado? La muerte espiritual, la separación espiritual de Dios.

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”. (Romanos 6:23

#3 La provisión divina para usted… es el Salvador.

¿Hay algo que pueda quitar la paga del pecado? Sí. Jesús murió en la cruz para pagar personalmente por nuestros pecados.

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. (Romanos 5:8)

¿Cuál es la solución para ya no estar separados de Dios? Creer en Jesucristo como el único camino a Dios el Padre.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. (Juan 14:6)

#4 Su decisión… es someterse.

Deposite su fe en (descanse en) Jesucristo como su Señor y Salvador personal y deje de confiar en las “buenas obras” como medio para ganar el favor de Dios.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”. (Efesios 2:8–9)

Entregue a Cristo el control de su vida, confiando su vida en sus manos.

“Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?”
(Mateo 16:24–26)

En el mismo momento en que decida creer en él y depositar su vida en Cristo, él le dará de su Espíritu para residir dentro de usted. El Espíritu de Cristo le da poder para llevar la vida plena que Dios quiere para usted. Si quiere tener el perdón total de Dios y ser la persona que él quiso que fuera, puede decírselo con una oración simple pero de corazón como la que sigue:


ORACIÓN PARA LA SALVACIÓN

“Dios, quiero entablar una relación personal contigo. Reconozco que muchas veces he seguido mi propio camino y no el tuyo. Por favor, perdona mis pecados. Jesús, gracias por morir en la cruz por mis pecados. Entra a mi vida y sé mi Señor y Salvador. Con tu poder comienza a sanar las heridas de mi corazón. Enséñame a confiar solamente en ti para cuidar de mí y de mi bebé. Hazme la persona que tú quieres que sea.En tu santo nombre hago esta oración. Amén”.


¿QUÉ PUEDE ESPERAR AHORA?

Si hizo esta oración con toda sinceridad, ¡escuche lo que Dios tiene que decir!

“Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.
(Mateo 28:20)


PASOS PARA ENCONTRAR LA SOLUCIÓN

Puede ser que en este momento de su vida se sienta completamente abrumada, deseando regresar el tiempo y cambiar la realidad. El embarazo de María también fue inesperado e inconveniente a la luz del hecho de que ella no era casada. A pesar de las críticas de los demás, ¿qué le dio la gracia para llevar a término su embarazo con paz? Fue la convicción de que su hijo era muy especial, que era un regalo de Dios. Ella entendió que su embarazo era parte del plan de Dios.

Quizá se pregunte: ¿Cómo este bebé puede ser una bendición y no una carga? Aunque su bebé no es el Mesías, Dios creó a su pequeñito y él se está formando en su vientre ¡según su plan divino!

Dios se lo da y confía en su capacidad y responsabilidad de traerlo a este mundo. Y de la misma forma en que la estrella de Belén guió a los sabios hace muchos siglos, la palabra de Dios será la luz que la guiará para sobrellevar su embarazo en forma constructiva.

“La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples”.
(Salmos 119:130)


A. Versículo clave para memorizar

“Bendecirá el fruto de tu vientre”.
(Deuteronomio 7:13)


B. Pasaje clave para leer y meditar

Salmos 139
Dios está presente en mi embarazo

No estoy sola en la angustia que siento por este embarazo no deseado. Mi Dios…

• me conoce hasta lo más íntimo
v. 1
• sabe lo que estoy pensando
v. 2
• sabe lo que me está sucediendo
v. 3
• sabe lo que hay en mi corazón
v. 4
• me rodeará con su protección
v. 5
• estará disponible cuando lo necesite
vv. 7–8
• me guiará
v. 10
• me mantendrá segura
v. 10
• será mi luz en la oscuridad
vv. 11–12
• conoce a mi hijo y tiene planes para él
v. 13
• está formando el cuerpo y alma de mi hijo
v. 13
• está creando algo maravilloso dentro de mí
v. 14
• puede ver lo que yo no puedo ver—a mi hijo en mi vientre
v. 15
• puede ver el cuerpo en formación de mi hijo
v. 16
• sabía de este embarazo aún antes que yo naciera
v. 16
• tiene pensamientos hermosos en cuanto a mí
v. 17
• piensa en mí más de lo que puedo imaginar
v. 18
• nunca me abandonará
v. 18
• conoce mis pensamientos angustiosos
v. 23
• me sacará del mal camino y me guiará por el buen camino
v. 24


¿Ha considerado todas las opciones que tiene?

Quizá se sienta atrapada con su embarazo y piensa que no tiene opciones. Pero sí existe una opción que le ayudará a resolver mejor la situación en la que se encuentra. Si toma una decisión con base en información verdadera, puede evitar mucho sufrimiento en el futuro. En resumen, existen tres posibles opciones, el aborto, la adopción o aceptar criar a su hijo(a). Considere cuidadosamente y en oración cada una de ellas antes de tomar una decisión para que sea la opción más sabia y prudente. Así no se arrepentirá el resto de su vida.

“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y llevan el daño”.
(Proverbios 27:12)

#1 La opción del aborto

La historia de Luisa

Luisa y su novio estaban en el tercer año del bachillerato y ninguno había aprendido a controlar sus apetitos sexuales. Todos sus amigos que eran pareja eran sexualmente activos, y ya que ninguno de sus amigos habían tenido un embarazo, pensaron: ¿De qué nos preocupamos? Así que un día cuando llegó el momento de la verdad, se llenaron de pánico. Luisa sabía que lo que hacía estaba mal, pero de todos modos decidió abortar. Violó su conciencia al asumir que el aborto era la única opción con que contaba. El hombre que la atendió en la clínica le dijo estas palabras con mucha seguridad: “No se trata de un bebé, no es más que una masa de tejidos”. Sin embargo, en el fondo de su corazón, Luisa sabía que no era así.

Quince años después, Luisa declaró: “Estoy bien”. No obstante, vive con los recuerdos, la culpabilidad y el dolor. Cada año, cuando el aniversario de su aborto se acerca, Luisa cae en una profunda depresión. Hasta que aprenda a resolver todo el dolor emocional, Luisa seguirá discapacitada emocionalmente. Y hasta que sane de su culpabilidad y dolor, no logrará ser todo lo que Dios quiere que sea. Luisa dice hoy que aunque el aborto sea legal, no hace que éste sea correcto porque ella reconoce que su bebé ante todo le pertenece a Dios.

“Tus manos me hicieron y me formaron; hazme entender, y aprenderé tus mandamientos”.
(Salmos 119:73)

Antes de considerar el aborto, conteste con honestidad las siguientes preguntas y considere cuidadosamente las verdades que vienen a continuación.

¿Teme que los que la rodean reaccionen de manera negativa ridiculizándola o rechazándola?
Recuerde… es más sabio temer la reacción de Dios que la de los hombres.

¿Se siente presionada, especialmente por sus padres, por el padre de su hijo(a) o por algún consejero que favorece el aborto?
Recuerde… no hay una salida fácil. Pero hacer lo que Dios dice es más importante que hacer lo que dice la gente.

¿Le preocupan los problemas que puedan surgir en su relación con el padre de su hijo(a)?
Recuerde… si el padre biológico la ama de verdad, la apoyará emocionalmente.

¿Quiere borrar el recuerdo de haber cometido un grave error?
Recuerde… Dios quiere que su hijo(a) sea un recuerdo de su soberanía y de su propósito, no de su equivocación.

¿Siente temor por la responsabilidad económica y los cuidados que debe dar a su hijo?
Recuerde… Dios proveerá a sus necesidades y las de su hijo.

¿Tiene dudas en cuanto a traer a un hijo(a) no deseado al mundo?
Recuerde… todos los niños(as) son deseados por Dios, y usted puede decidir amar a su hijo(a).

¿Le preocupan los posibles problemas de salud de su hijo?
Recuerde… el valor de la vida no está ligado a la salud del bebé, sino al valor que Dios le da a ese ser por ser el Creador de la vida.

¿Está consciente de que la vida comienza en el momento de la concepción?
Recuerde… la vida comienza en el momento en que se unen el óvulo de la mujer y el esperma del hombre, no nueve meses después.

¿Está considerando el aborto como un método de control de natalidad?
Recuerde… con el aborto se mata una vida. Esto es diferente a evitar la concepción de la misma.

¿Quiere deshacerse de su bebé porque el embarazo es producto de un acto de violencia como la violación o el incesto?
Recuerde… su hijo es inocente de cualquier acto de maldad. Él no tiene la culpa y no merece la pena de muerte.

Acabar con una vida inocente no quitará su dolor, más bien, a la angustia le añadirá la culpa.

“Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte”.
(Proverbios 14:12)

PREGUNTA: “Ya que es legal, ¿no es abortar la mejor solución para todos mis problemas?”

RESPUESTA: Decidir interrumpir el embarazo por medio del asesinato de un ser inocente podría parecer la solución al problema, pero en realidad sólo crea más problemas. Quienes han elegido el aborto por lo general viven con una tristeza profunda, remordimientos, culpa y dolor. La Biblia dice:

“Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte”. (2 Corintios 7:10)

#2 La opción de aceptar el reto de ser madre (Ser madre soltera o casarse por bien del bebé / casamiento)

La historia de Lisa

Lisa era una mujer atractiva que era buscada por muchos hombres. Después de iniciar un buen trabajo de verano, se involucró con un hombre mayor. Ella sabía que jugaba con fuego, pero seguía tratando de convencerse a sí misma de que: “Todo iba a salir bien”.

Pero al final de ese verano, él dio por terminado su “aventura de verano” y ella tuvo que enfrentar a sus padres con su embarazo.… sola. Ni ella ni sus padres aceptaban el aborto, ella trabajó y ahorró lo suficiente como para educar a su hijo por si sola. Después de tener a su bebé, se dio cuenta que ser madre es un gran desafío: trabajar, pagar guardería y tratar de educar al hijo por sí sola.

Aunque se hubiera casado con el padre de su hijo, muy pocas veces funcionan los matrimonios que se llevan a cabo por causa de un embarazo no deseado. Pero los padres de Lisa la apoyaron y porque ella decidió vivir su vida en una forma agradable a Dios, el Señor bendijo su decisión.

La mayoría de las futuras madres deciden quedarse con sus bebés. Sin embargo, antes de determinar si esa es la mejor opción para usted, debe contestar la siguiente serie de preguntas para reflexionar antes de saber si ésta es la mejor opción para usted.7

“Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos”.
(Salmos 128:1)

• Madre soltera

Convertirse en madre requiere madurez emocional. Un padre o madre es la persona que tiene la responsabilidad de ser proveedor y protector de un hijo. Ser madre significa que se compromete a criar, cuidar a su hijo o hija físicamente, nutrirlo emocionalmente y guiarlo espiritualmente, aunque represente sacrificar su propia vida independiente. La “mujer virtuosa” se describe así…

“Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas”.
(Proverbios 31:15)

—¿Tengo un grupo de personas (familia y amigos) que me apoyan en mi decisión?
—¿Puedo criar a mi hijo en casa de mis padres?
—¿Cómo se sienten ellos en cuanto a ayudarme con este hijo?
—¿Con qué recursos o ayuda cuento para satisfacer las necesidades de mi hijo?
—¿Puedo manejar la responsabilidad de criar a mi hijo(a) y continuar con mis estudios o trabajo?
—¿Dispongo del tiempo necesario para darle atención adecuada a mi hijo(a)?
—¿Es posible proveer un hogar seguro y adecuado para mi hijo donde vivo actualmente?
—¿A qué metas tendría que renunciar o diferir para poder criar a mi hijo(a)?

“No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros”.
(Filipenses 2:4)

• Casarse por el bien del hijo

Si está considerando la opción de casarse con el padre de su hijo(a) o con otro hombre, su embarazo no debe ser la razón principal para hacerlo. Ambos deben tener metas, valores y convicciones similares. La Biblia dice:

“¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”
(Amós 3:3)

—¿Si me caso ahora, es la decisión más sabia al largo plazo?
—¿Me siento confiada al tomar el paso del matrimonio?
—¿Amará mi esposo a mi hijo(a) y será un buen ejemplo para él (ella)?
—¿Tiene solvencia económica para proveer a nuestras necesidades?
—¿Le gustan los niños y quiere tenerlos en casa?
—¿Me gustaría pasar el resto de mi vida con él?
—¿Siento que el Señor me dirige a casarme con él?
—¿Compartimos los mismos valores espirituales?

Si están considerando casarse, primero busquen consejería prematrimonial. Reconozca que el 75 por ciento de los matrimonios entre adolescentes terminan en divorcio. Para considerar el matrimonio como una opción, ambos necesitan tener las mismas bases espirituales o su matrimonio correrá peligro de fracasar.

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?”
(2 Corintios 6:14–15)

• Criar al hijo en pareja

Si está casada y considerando tener a su hijo, recuerde que el plan ideal de Dios es que ambos, el padre y la madre estén involucrados en educar a los hijos.

“Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre”.
(Proverbios 1:8)

—Para determinar la disposición de educar a los hijos conforme a los principios bíblicos, hágase las siguientes preguntas:
—¿Aceptaremos, amaremos y nutriremos a nuestro hijo de manera incondicional, sin importar cualquier impedimento físico que pudiera tener?


—¿Aceptaremos el reto de ser padres poniéndonos metas y propósitos comunes para hacerlo?


—¿Aprovecharemos cualquier oportunidad para enseñar a nuestro hijo(a) las verdades espirituales?


—¿Instruiremos de manera clara a nuestro hijo(a) predicando con el ejemplo y actuando de manera justa y ética?


—¿Planearemos con anticipación para proteger a nuestro hijo(a) del peligro?


—¿Proveeremos para satisfacer las necesidades materiales de nuestro hijo(a)?


—¿Disciplinaremos a nuestro hijo con amor y eficacia?


—¿Veremos a nuestro hijo(a) como una bendición?

Aunque ahora no lo vea, el hijo que lleva en su vientre es un regalo de Dios y será una bendición para su vida.

“He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre”.
(Salmos 127:3)

PREGUNTA: “¿Por qué estoy desesperada?”

RESPUESTA: Su necesidad desesperada por recibir amor y tener intimidad le hizo ignorar la verdad y creer que podía satisfacer sus necesidades por medio de un amor inmoral y sin consecuencias. La trampa del pecado es que trata de convencernos que podemos satisfacer nuestras necesidades sin la intervención de Dios. Sin embargo, él nos creó con la necesidad de ser amados y en sus planes estaba satisfacerla a través de una relación cercana con él. Él dice en su palabra:

“Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”. (Jeremías 31:3)

#3 La opción de la adopción

• La historia de Linda

Linda era una mujer solitaria y desesperada por recibir amor. La relación de intimidad física con un joven parecía llenar ese vacío de su corazón. Su anhelo de afecto dio como resultado una relación sexual prematrimonial… y un embarazo no planeado.

¿Y ahora, qué? El aborto no era una opción para ella, tampoco quería casarse y no quería educar a su hijo por si sola, así que sus opciones se reducían a una sola… darlo en adopción. Linda sabía que ésta era la mejor decisión que podía tomar, especialmente para el bebé. Se enteró de la libertad que gozaría con una “adopción abierta”, los derechos que la madre biológica tiene y la bendición que sería para su hijo crecer en un hogar con dos padres. Muchas parejas infértiles quieren con desesperación tener un hijo y la decisión de Linda fue la respuesta a las oraciones de una de esas parejas.

La adopción presenta muchas ventajas, pero menos del 2 por ciento de las mujeres con un embarazo no deseado se deciden por ella.8 En la madre se establece un lazo emocional con el bebé que lleva en el seno, que hace que dejen de considerar cualquier otra opción. Sin embargo, la adopción abre la puerta para que su hijo reciba el amor y cuidado de una familia.

“Dios hace habitar en familia a los desamparados”.
(Salmos 68:6)

PREGUNTA: ¿Cuáles son las ventajas de darlo en adopción?9

RESPUESTA:

• ¿Sabía que la madre biológica experimenta un gran dolor cuando da a su hijo(a) en adopción? Sin embargo, ¿sabía usted que puede sentir más tranquilidad sabiendo que su hijo será criado en un hogar estable y lleno de amor?

• ¿Sabía que con frecuencia la adopción ofrece el mejor entorno para el niño?

• ¿Sabía que la adopción puede ser la respuesta de la oración de muchos padres que no pueden tener hijos y desean uno?

• ¿Sabía que hay más parejas que quieren adoptar bebés que bebés que son dados en adopción?

• ¿Sabía que las madres biológicas que dan a su bebé en adopción pueden rehacer su vida y terminar su educación, obtener un trabajo y hasta casarse?

• ¿Sabía que cuando da a su hijo(a) en adopción, todos los gastos del nacimiento son cubiertos por la pareja que desea adoptar?

• ¿Sabía que puede escoger a la familia que recibirá a su hijo y que puede conocerla personalmente?

• ¿Sabía que puede mantenerse en contacto con la pareja que adopte a su hijo a través de cartas y fotografías?

• ¿Sabía que puede visitar a su hijo en las fechas que hayan acordado?

• ¿Sabía que la adopción es la expresión más grande de amor espiritual? La adopción refleja la relación de amor de Dios con todos aquellos que aceptan al Señor Jesús como su Salvador. Los que aceptan a Cristo son “adoptados” en la familia de Dios. La Biblia dice: “En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad” (Efesios 1:5).

Nota: El facilitador de la adopción puede ayudarle a decidir qué es lo mejor para usted.

PREGUNTA: “¿Cómo puede una madre que ama a su hijo nonato entregarlo cuando nazca?”

RESPUESTA: Dios el Padre dio a su Hijo, Jesucristo, con base en su amor sacrificial. De manera similar, basada en su amor sacrificial, una madre biológica deja que su bebé esté en otro hogar. Ella desea lo mejor para su hijo y ha llegado a entender que ella no puede proveer lo mejor para él. Así como Dios actuó con base en el amor, ella puede actuar con base en su amor por su hijo.

“En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos”. (1 Juan 3:16)


¿Debemos tomar en cuenta al padre del bebé?

Puede olvidar al padre, ignorarlo o simplemente no tomarlo en cuenta en un embarazo no planeado o no deseado. Después de todo, su aspecto físico no va a cambiar… su salud no estará en riesgo… su carrera no se va a truncar. La triste realidad es que muchos padres que son casados abandonan la relación y dejan a la madre embarazada toda la responsabilidad. Aun dentro del matrimonio, algunos esposos demandan a sus esposas a practicarse un aborto. Aunque los padres responden de manera diferente, juegan un papel importante respecto a sus bebés, que tienen derechos legales, necesidades emocionales y una gran responsabilidad delante de Dios.

“Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”.
(1 Timoteo 5:8)


SITUACIONES QUE INVOLUCRAN A UN PADRE BIOLÓGICO NO CASADO

• Cuando en la relación hay una comunicación abierta:

—¿Cada uno de los padres acepta su responsabilidad en el embarazo?


—¿Se han pedido perdón mutuamente?


—¿Aceptan su responsabilidad económica?


—¿Alguno o los dos han considerado el aborto?


—¿Es el aborto una opción a considerar?


—¿Están considerando casarse? (Si así es, busquen consejería prematrimonial.)


—¿Entienden ambos que el embarazo no debe ser la razón principal para casarse?

• Cuando están considerando casarse:10

—¿Ambos desean casarse?


—¿Cómo se siente ella respecto a ser esposa y madre?


—¿Cómo se siente él en cuanto a ser esposo y padre?


—¿Se aman lo suficiente como para comprometerse a toda una vida de fidelidad?


—¿Están ambos comprometidos con el futuro de su hijo?


—¿Los padres de ambos los apoyan??


—¿Alguno o los dos están considerando seguir estudiando?


—¿Dónde van a vivir?


—¿Quién va a pagar los gastos?


—¿Quién pagará los gastos de los cuidados prenatales y del parto?

• Cuando están considerando la adopción:11

—En ocasiones se requiere que el padre biológico firme los papeles de la adopción.
—Algunos padres no están de acuerdo con la decisión de la madre de dar a su hijo en adopción.
—En algunos casos, el padre podría rehusarse a ceder sus derechos diciendo que si la madre no quiere quedarse con el niño, él lo hará.
—Si se toma la decisión de no mencionar al padre, se corre el riesgo en el proceso de adopción de que aparezca ese padre más adelante.

• Cuando están considerando criar solos al hijo:

—Si el padre desea quedarse con el niño, debe firmar un acta notariada de paternidad y de su deseo de tener la custodia del bebé.
—Debe acudir a las instancias legales con un abogado para establecer la custodia legal.
—También debe realizar un plan de cuidado infantil.
—Este proceso implica que él ser hará responsable económicamente por el bebé y de todo el tratamiento médico de la madre.

• Cuando se niega la paternidad:12

—Se puede nombrar al padre sin prueba alguna, pero él tiene el derecho a negar la paternidad y firmar que él no es el padre. Sin embargo, una prueba médica puede probar o no de manera concluyente si lo es o no.
—Un “supuesto padre” también tiene la opción de firmar “una cesión de derechos sobre el niño que nació” o “una cesión sobre un niño que todavía no nace”.
—Otra opción para un padre que se niega a cooperar es que firme la cesión de todos sus derechos como padre.
—Cuando un supuesto padre se niega a firmar la “cesión,” el abogado puede darle un aviso por escrito informándole de sus derechos. Si no responde, se le quitarán los derechos por no responder. Es importante que las mujeres sepan esto porque algunas no consideran la adopción porque piensan que el padre biológico tiene que firmar y ella sabe que no puede obligarlo.

• Cuando están considerando un aborto:

—Se espera que el padre se responsabilice económicamente de un hijo no planeado, pero no tiene derechos ni responsabilidades en caso del aborto.
—Muchos padres se lamentan profundamente cuando la madre aborta a sus hijos, especialmente si nunca supieron del embarazo.
—Dios programó a los hombres con instintos de procrear, proveer y proteger, por lo tanto, el aborto provoca que haya muchos padres enojados e insatisfechos.
—Aun si nunca lo reconocen, los hombres también sufren de depresión, ira, dolor, remordimiento y culpa después de un aborto.

PREGUNTA: “El padre de un bebé nonato no tiene conciencia ni se involucra emocionalmente con esa nueva vida de la que él es responsable en parte. ¿Puede simplemente marcharse sin remordimientos sin una conciencia de culpabilidad?”

RESPUESTA: Si un padre biológico ignora sus responsabilidades durante una crisis de embarazo, habrá obstáculos emocionales que afectarán sus relaciones con otras mujeres en el futuro. Huir de una responsabilidad se evidenciará más adelante como ira hacia Dios, frustración en la vida, toma de decisiones débil, capacidades disminuidas y baja auto-estima. Sin importar cómo se vea, su irresponsabilidad afectará grandemente su vida. La Biblia dice:

“Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”. (1 Samuel 16:7)


Sabiduría para la madre en ciernes

La presión que ejerce el medio que la rodea acerca de su embarazo no deseado puede ser abrumadora. Puede sentirse orillada a tomar una decisión apresurada para salir lo más pronto posible del dilema, pero tenga cuidado, una mala decisión puede tener consecuencias dolorosas a largo plazo. Para tomar la mejor decisión para usted y su hijo, necesita sabiduría y discernimiento.

“Porque escudo es la ciencia, y escudo es el dinero; mas la sabiduría excede, en que da vida a sus poseedores”.
(Eclesiastés 7:12)


SABIDURÍA

Escriba sus pensamientos y emociones, aceptando su ansiedad, confesando cualquier culpa y dejando sus cargas en las manos del Señor.

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. (1 Pedro 5:6–7)

Deténgase un momento a pensar cómo será la vida para usted y su hijo a corto plazo (el siguiente año) y a largo plazo (dentro de diez años) si eligiera alguna de las opciones (abortar, ser madre, o darlo en adopción).

“La ciencia del prudente está en entender su camino; mas la indiscreción de los necios es engaño”. (Proverbios 14:8)

Analice sus opciones en términos de lo que Dios le ha enseñado acerca de la vida de su hijo y de lo que es mejor para él (ella).

“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos”. (Salmos 32:8)

Busque dentro de su familia y círculo de amigos un grupo de personas que la apoyen.

“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”. (Proverbios 17:17)

Investigue quién le puede dar un consejo sabio que coincida con lo que Dios dice en su palabra.

“La boca del justo habla sabiduría, y su lengua habla justicia”. (Salmos 37:30)

Decida entregar su futuro y el de su bebé en las manos del Señor.

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”. (Proverbios 3:5–6)


Preocupaciones frecuentes y soluciones concretas

Después de considerar las opciones que tiene y de dedicar el tiempo necesario para tomar una decisión sabia, seguramente enfrentará un sin fin de preocupaciones acerca de cómo esa decisión afectará a su hijo(a), al padre del bebé, a su familia y el futuro. Escuchará muchas voces que intentarán hacerla cambiar de opinión. Sin embargo, sólo las soluciones de Dios proveen una luz confiable para caminar en medio de la oscuridad. El rey David escribió acerca de la confiabilidad de la palabra de Dios.…

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”.
(Salmos 119:105)


ES INJUSTO PARA EL BEBÉ

PREGUNTA: “Dada mi situación, ¿no es injusto traer un hijo al mundo en este momento?”

RESPUESTA: Ciertamente es necesario hacer ajustes para recibir a un hijo en una situación menos que ideal. Sin embargo, existen buenas alternativas que le ayudarán a mejorar las perspectivas para su hijo(a). La justicia no es la base para decidir si debe o no tener a su bebé. Dios, que es un Dios de amor, ha permitido este embarazo y él es justo, sin importar lo que piensen los demás.

“Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras”. (Salmos 145:17)


EMBARAZO ANTES DEL MATRIMONIO

PREGUNTA: “Tengo miedo de la reacción de las personas que me rodean”.

RESPUESTA: No importa lo que hagamos, siempre habrá gente que sea áspera con nosotros. Decida ser respetuoso, aun con los que no lo son. Viva en dependencia del Señor Jesús y del amor que él le tiene. Cuando Cristo está en usted, tiene el poder para responder correctamente a los que están equivocados.

• No hable mal de las personas que la han lastimado

“Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis”. (Romanos 12:14)

• Perdone a quienes lo lastiman.

“Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”. (Colosenses 3:13)

• Ame a los que están en su contra.

“Amad a vuestros enemigos”. (Mateo 5:44)

• Ore por los que la persiguen.

“Orad por los que os ultrajan y os persiguen”. (Mateo 5:44)


SER MADRE SOLTERA

PREGUNTA: “¿Cómo puedo suplir la figura paterna para mi bebé?”

RESPUESTA: No se afane en ser padre y madre para su hijo(a). Dios no la diseñó ni física ni emocionalmente para ser padre. Sólo sea la mejor mamá que pueda y deje que el Padre celestial tome ese papel en la vida de su hijo(a). David llama al Señor de manera muy específica: “Padre de huérfanos y defensor de viudas” (Salmos 68:5). Ese es el papel compasivo que él promete desempeñar… ¡y no puede haber mejor padre que él!

“Tú lo has visto; porque miras el trabajo y la vejación, para dar la recompensa con tu mano; a ti se acoge el desvalido; tú eres el amparo del huérfano”. (Salmos 10:14)

Cuando esté criando a su hijo(a), refuerce ante él la imagen de Dios como Padre a través de…

• La Biblia y los pasajes que hablan de su dirección (vea Salmos 25:4–5);
• Cantos acerca de su soberanía (vea Salmos 59:17);
• Palabras que hablan de sus cuidados (vea Salmos 121);
• Oración pidiendo su provisión (vea Filipenses 4:19).


PADRE DEL BEBÉ

PREGUNTA: “Cómo padre, ¿cuál es mi responsabilidad hacia mi hijo y la madre?”

RESPUESTA: Un buen número de padres no aceptan su responsabilidad ante un embarazo no deseado. Al rechazar su paternidad abandonando a la mujer y su hijo o mostrando una conducta abusiva, están rechazando una responsabilidad dada por Dios. Todo padre debería sentir la carga de la responsabilidad económica que implica concebir a un niño(a).

“Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”. (1 Timoteo 5:8)


Para un matrimonio que está sufriendo

Un embarazo no deseado puede tener un efecto desgarrador en toda la familia. Algunos miembros de ella pueden estar tan sorprendidos que no saben cómo reaccionar. Considere los siguientes pasos para salir adelante, dando un paso a la vez y medite en estas palabras para ayudar a su hijo.

“Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno”.
(Colosenses 4:6)

• Convoque a toda la familia.

Incluya a los abuelos y a otros miembros cercanos de la familia para hablar de la situación. Invítelos a participar expresando sus sentimientos y orando.

“Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo”. (Gálatas 6:2)

• Concéntrese en las cosas positivas.

Haga una lista donde irá añadiendo cada aspecto valioso y bueno en cuanto a la situación, sin importar cuán insignificante parezca.

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. (Filipenses 4:8)

• Considere qué es lo peor que pudiera pasar.

Analice cuidadosamente todas las opciones. Decida el plan de acción a seguir ante la dificultad más grande que pudiera sobrevenir, y deje el resultado al Señor.

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; pero Jehová pesa los corazones. Hacer justicia y juicio es a Jehová más agradable que sacrificio”. (Proverbios 21:2–3)

• Dé por sentado que enfrentará el rechazo.

No espere que todos acepten las circunstancias o que apoyen su decisión durante este tiempo de prueba.

“Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá. Enséñame, oh Jehová, tu camino, y guíame por senda de rectitud a causa de mis enemigos”. (Salmos 27:10–11)

• Atesore la palabra de Dios en su corazón.

Memorice y medite en las Escrituras y encuentre en ellas su fortaleza y confianza.

“Ella [la Biblia] es mi consuelo en mi aflicción, porque tu dicho me ha vivificado”. (Salmos 119:50)

• Deposite toda su ansiedad ante Dios en oración.

Comience un diario de oración. Sea honesta y específica con Dios en cuanto a lo que le preocupa. Dé gracias por lo que él hará en su vida.

“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo”. (Salmos 55:22)

• Cultive una vida regular y continúe con su rutina familiar normal.

No deje de funcionar dentro de la unidad familiar, sino continúe viviendo cada día como antes.

“Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos”. (1 Corintios 14:33)

• Decida perdonar.

Aprenda a dejar el pasado atrás y busque la paz a través del proceso de perdonar a los demás.

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”. (Efesios 4:32)

• Aproveche esto como una oportunidad para ser usada para la gloria de Dios y para el bien de su propia familia.

Dé un giro al problema y conviértalo en algo que la acerque a sus seres queridos. Considérelo un ministerio de valor eterno

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación”. (2 Corintios 5:17–18)

• Acepte que estos cambios en su vida son permanentes.

Acepte el reto y permita que Dios la moldee a su imagen a través de estas circunstancias.

“Jehová cumplirá su propósito en mí; tú misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos”. (Salmos 138:8)

PREGUNTA: “¿Qué tan importante es mi reacción ante la noticia de que mi hija tiene un embarazo no planeado?”

RESPUESTA: La manera en que usted reacciona ante un embarazo no deseado es vital para su crecimiento y madurez personal… Una reacción humilde puede ayudarle a acercarse más a Dios. El nos dice:

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva”. (Isaías 43:18–19)


Lo que la familia y los amigos SÍ deben hacer y lo que NO deben hacer

Todos queremos saber cómo animar apropiadamente a alguien que está batallando con un embarazo no deseado. En muchas ocasiones, el peso de la culpa, el temor y la ansiedad hacen que la futura madre esté más sensible a las palabras dichas sin cuidado. Por tanto, necesitamos ser muy cuidadosos para construir puentes que fortalezcan nuestra relación con ella y ser usados por Dios para llegar a su necesidad.

“Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; mas la lengua de los sabios es medicina”.
(Proverbios 12:18)

No la haga sentirse avergonzada.
Sí… Ofrézcale apoyo emocional.

“Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis”. (1 Tesalonicenses 5:11)

No la juzgue ni la condene.
Sí… Vea la necesidad que tiene de un amigo(a) verdadero(a)

“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.” (Eclesiastés 4:9–10)

No se sorprenda si siente enojo.
Sí… Esté consciente que el enojo es una reacción natural ante la…

• injusticia
• temor
• dolor
• frustración

Resuelva su enojo entregándolo a Dios.

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”. (Efesios 4:26)

No se aferre a sueños o metas que no será posible alcanzar.
Sí… Deje atrás el pasado y confíe a Dios el futuro.

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”. (Isaías 43:18–19)

No acepte la responsabilidad de la decisión final.
Sí… Escuche y analice cada opción y sus consecuencias.

“De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí”. (Romanos 14:12)

No se presione ni deje que otros lo hagan para tomar decisiones equivocadas.
Sí… Confíe en que Dios le guiará

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”. (Proverbios 3:5–6)


CONCLUSIÓN


¿Su embarazo no fue planeado? Si reconoce que la mano de Dios está sobre su vida y sobre la de su bebé, al igual que María, puede tener paz al traer al mundo a ese ser. Considere qué habría pasado si María hubiera decidido terminar con la vida de su hijo. ¡Dios nos libre! Pero ese pensamiento nunca cruzó por la mente de María. Dios le ha dado a usted un regalo muy especial. Aun si esa pequeña vida no fue planeada, con el tiempo verá que Dios tiene un plan maravilloso para ese bebé, un plan que va más allá de todo lo que su mente puede concebir.

LOS EMBARAZOS NO PLANEADOS

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.