Madrid, España

LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA EN ROMA

Recursos Bíblicos Para Crecer

LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA EN ROMA


No está claro cómo se desarrolló la iglesia en Roma. Fuentes extrabíblicas indican que la comunidad judía de la Roma del primer siglo era del orden de decenas de miles (ver Jewett, Romans, 19, 55, 61–62). Esto se debe a que Pompeyo deportó a muchos judíos a Roma en el 62 a.C. Después que fueron liberados, los judíos crecieron en número e influencia (Dunn, Romans 1–8, xlv-xlvi).
Ambrosiaster escribió que la iglesia en Roma no se desarrolló a partir del ministerio apostólico. Es posible que los judíos romanos de la diáspora se hubieran convertido al cristianismo por el sermón de Pedro en Pentecostés (Hech 2:5, 10) y que luego llevaran el mensaje a Roma (Moo, Romans 1–8, 4). Suetonio dice que Claudio expulsó a los judíos de Roma por la “incitación de Crestus” (probablemente un error de ortografía del griego Χριστος, Christos, “Cristo”) entre la comunidad judía de Roma (Life of Claudius 25 citado en Jewett, Romans, 19). Priscila y Aquila fueron expulsados de Roma con el resto de los judíos y se trasladaron a Corinto (Hech 18:2), posiblemente alrededor del 40 d.C. (Moo, Romans 1–8, 5).

LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA EN ROMA

Alrededor del 180 d.C., Ireneo escribió: “Pedro y Pablo predicaron en Roma y establecieron las bases de la iglesia” (Haer. 3.1.1). Es posible que esto se refiera al ministerio de Pablo a la iglesia de Roma después que ya se había formado y que había crecido a partir de los judíos romanos que se habían convertido en Pentecostés (ver Hech 28:16, 30–31). Como los ministerios de Pedro y Pablo son apostólicos, todavía se considerarían “fundacionales” (ver Efe 2:20). No obstante, si esta es una referencia al establecimiento inicial de la iglesia de Roma, entonces es incorrecta; Pablo dice que no había visitado la iglesia allí y que ya estaba establecida (Rom 1:10, 13; 15:14, 22; 16:5).
El Catalogus Liberianus (354 d.C.) dice que Pedro fue el único fundador de la iglesia de Roma. Sin embargo, la comunidad cristiana de Roma parece haber comenzado en el 35 d.C., haciendo muy difícil que Pedro hubiera estado allí en esa época como para ser su fundador (Carson y Moo, Introduction, 395).


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.