Madrid, madrid. España

El valle del Jordán

Recursos Bíblicos Para Crecer

El valle del Jordán

El valle del Jordán.

El valle abarca técnicamente toda la región que rodea al río Jordán; no obstante, la mayoría de la referencias al valle del Jordán aluden al Ghor: La superficie amplia y plana  entre Galilea y el mar Muerto. El valle del Jordán en realidad consiste en dos valles. El valle principal de Ghor, y uno secundario llamado Zor donde fluye el río Jordán mismo (Ibrahim, “Jordan Valley”, AYBD).
El valle del Jordán es en general fértil y contiene una amplia flora y fauna (”Jordan (River and Valley)”, AEHL). Esto se debe a las aguas del río, ya que el valle recibe escasa agua de lluvia; aproximadamente 38 cm anuales en el norte, 16 cm anuales en el sur y solamente 5 cm en la llanura al norte del mar Muerto (Ibrahim, “Jordan Valley“; J. M. Houston, “Jordan”, NBD). Por lo tanto, la mayor parte de la vegetación está en la parte más profunda del valle del Jordán, el Zor. El norte del valle del Jordán es más fértil que el sur; hacia el sur la tierra se vuelve cada vez más árida y estéril. Las temperaturas del valle también son más cálidas en el sur, siendo la temperatura promedio del valle del Jordán entre 10 y 30 grados centígrados. Las temperaturas son relativamente estables gracias a la presencia de las montañas que rodean al valle (Ibrahim, “Jordan Valley”, AYBD).

El orgullo del Jordán.

Gracias a la excepcional fertilidad y a la exuberancia del valle de Zor, con frecuencia se lo llamaba el “orgullo del Jordán”. Allí crecía el bosque más denso de toda la tierra de Israel (Har-El, “Pride of the Jordan”, Biblical Archaeologist, 67). Los bosques fértiles eran comunes únicamente en las montañas (Har-El, “Pride of the Jordan”, 69).
Aunque las condiciones del valle de Zor garantizaban una densa población vegetal y animal, no era adecuada para el establecimiento humano. Las disminuciones de las aguas y las crecidas del río por las lluvias estacionales generaban frecuentes inundaciones, aparte de que la fauna de la región atraía gran número de predadores. La presencia de población humana en las regiones más alejadas del valle del Jordán evitaba la migración de los predadores fuera de la región. Además, otros factores del medioambiente natural desalentaban la ocupación. La densa flora retenía el calor del verano y creaba una atmósfera sofocante (Har-El, “Pride of the Jordan”, 71–2).

Importancia política y militar del Jordán

El Jordán servía de límite oriental para Israel. Cuando Josué llevó a las tribus a la tierra prometida, el cruce del Jordán significaba el fin del peregrinar por el desierto (Jos 3). El hecho de que algunas de las tribus permanecieran al oeste del Jordán era un motivo de preocupación, porque parecían rechazar la tierra prometida (Núm 32:6–7ss). No obstante, la mitad de la tribu de Manasés, la tribu de Gad, la tribu de Rubén, y tres de las ciudades levíticas de refugio—Golán, Ramot de Galaad, y Beser—permanecieron al este del río Jordán. Esto indica que el límite jordano no era una división política importante de la nación. Al mismo tiempo, era una división geográfica natural: Los límites finales de Samaria y Judea terminaban en el Jordán (Eze 47:18).
A diferencia del río Nilo en Egipto, el río Jordán no era económicamente importante para Israel. Las barrancas profundas y rocosas del río descartaban cualquier esfuerzo significativo de irrigación. Su lecho rocoso y su poca profundidad también hacían costosa y difícil la navegación (”Jordan (River and Valley)”, AEHL). Sin embargo, la corriente estable del agua y la abundante vegetación de la región permitieron que ésta fuera habitada a lo largo de la historia. El valle del Jordán es una de las regiones del asentamiento más antiguo en todo el mundo (Houston, “Jordan”, NBD).
Las paredes del valle del Jordán la convertían en una región muy defendible. El río Jordán tampoco era fácilmente vadeable, lo que obligaba a los enemigos a tomar el control de los vados o atacar a la nación por las rutas del norte o del sur (Philip Lee, “Jordan River”, HIBD).

Principales asentamientos a lo largo del Jordán

• Dan (Lais)-Una de las ciudades más al norte del valle del Jordán, Dan era la ciudad capital altamente fortificada de la tribu del mismo nombre
• Hazor-Una ciudad importante tanto para el comercio como para la defensa, a Hazor la mencionan los Textos de Execración egipcios y los archivos de Mari
• Betsaida (Bet-ramta); un pequeño pueblo de pescadores de poca importancia en el Antiguo Testamento, era el hogar de los discípulos Felipe, Andrés y Pedro
• Capernaúm-Una ciudad establecida durante el período romano y por lo tanto inexistente en la época del Antiguo Testamento. Capernaúm es una de las ciudades más importantes en el ministerio de Jesús y se la menciona con frecuencia en el Nuevo Testamento
• Bet-Sán (Escitópolis)-Ubicada en un sitio de cruce de carreteras, Bet-Sán era accesible desde los cuatro puntos cardinales y próspera económicamente.
• Jabes-Galaad-El hogar de los Jabesitas en el territorio de Galaad, Jabes-Galaad es importante en los relatos de Jueces y 1 Samuel, pero fuera de ello tenía relativamente poco significado
• Sucot-Una ciudad transjordana en la región de Gad, Sucot se menciona en la historia de Gedeón y como la fuente de los implementos de cobre del templo de Salomón
• Gilgal-La última ciudad del peregrinar del éxodo, Gilgal es el sitio de las piedras conmemorativas de Josué y de la circuncisión de la nueva generación anterior a la conquista (Jos 4:19–5:3)
• Jericó-Una de las ciudades fortificadas más antiguas del mundo, Jericó es renombrada por sus murallas y por la primera batalla de la conquista (Jos 6)

Importancia teológica del Jordán

El Jordán se menciona más de 180 veces en el Antiguo Testamento y 15 veces en el Nuevo Testamento. La primera mención está en Gén 13:10 cuando Lot admira la tierra y la describe “como el huerto de Jehová”. Esta descripción designa al Jordán como una frontera entre la Tierra Santa y el mundo exterior; una idea que también subyace en las referencias de Gén 32:10 y Gén 50:10–11.
La importancia del Jordán como límite de la Tierra Santa se halla nuevamente en Números y en Josué. El cruce del Jordán por parte de Josué fue una demostración de que:

1. el éxodo había terminado
2. había comenzado la conquista
3. Dios seguía con Josué tal como había estado con Moisés.

Para celebrar esas cosas, Josué levantó un memorial de piedras en Gilgal (Jos 3–4).
Elías también cruza el Jordán antes de su ascensión, y la figura del río es importante en los milagros de Eliseo: La división de las aguas del Jordán (2 Rey 2:14), la curación de Naamán (2 Rey 5:9–14), la cabeza del hacha que hace flotar (2 Rey 6:4–7). La curación de Naamán estableció una relación entre el Jordán y la purificación. Esto tuvo continuidad más adelante en el ministerio de Juan el Bautista y más tarde aún en el ministerio de Jesús (Juan 3:22–4:3). Existe una conexión teológica natural entre la idea de purificación y la percepción del Jordán como el límite de la Tierra Santa: Se debe estar purificado para acercarse a los lugares santos.

 

JORDÁN: (יַרְדֵּן, yarden; Ἰορδάνης, Iordanēs). Río que fluye del monte Hermón, corre hacia el sur hasta el mar de Galilea, y luego al mar Muerto.

Detalles geográficos del Jordán

El nombre Jordán se refiere típicamente a la fractura del Jordán o al río Jordán. Todavía se discute el origen del nombre. Se lo ha vinculado con la palabra hebrea ירד (yrd)—“el que desciende”—y con la región de Dan “el río de Dan”. También se lo ha relacionado con la palabra hebrea דן (dn)—“el río de los Jueces” o “agua de los Jueces”. Por otra parte, la palabra yarden se ha generalizado como un término para “río”, sugiriendo que el hecho de que la palabra Jordán aparezca con el artículo definido en el hebreo es una especificación de el río, más que de río en general (Thompson, “Jordan River”, AYBD).
La fractura del Jordán fue una de las cuatro principales divisiones verticales de Israel, con las mesetas costeras y la cadena montañosa central al oeste y las regiones montañosas de Transjordania al este. Esta última sección se superpone considerablemente con la fractura del Jordán, debido a que las llanuras del Jordán incluyen partes de Moab, que se asocia típicamente con la región de Transjordania. La fractura del Jordán consiste del río Jordán y su valle. Además, la Biblia hace referencia al desierto de Jordán—también llamado llanura de Jordán o bosque del Jordán—que es una subregión del valle del Jordán.

Río Jordán.

El río Jordán es el río más largo de Israel. Se forma a partir de tres tributarios justo al sur del monte Hermón en la región norte. Estos tres tributarios—el Bareighit, el Hasbani, y el Banias—se cruzan en el lago Hule. Este lago está aproximadamente a veinticuatro kilómetros al norte del mar de Galilea, el otro cuerpo de agua importante a lo largo del camino del Jordán. Luego del mar de Galilea, el río corre al sur a lo largo del país en un cauce serpenteante de 217 kilómetros hasta desembocar en el mar Muerto. Entre el mar de Galilea y el mar Muerto, el Jordán se conecta con una serie de tributarios, los más importantes de los cuales son el río Jarmuk y el río Jabok.
El Jordán es el río más bajo del mundo, su cauce es más bajo que el nivel del mar en gran parte de su recorrido (Denis Baly, “Jordan River, the”, HBD). Tiene una profundidad aproximada entre 60 cm y 3 metros y 30 metros de ancho la mayor parte del año; las crecidas de primavera aumentan ambas dimensiones dependiendo de la cantidad de lluvia recibida durante esos meses (Thompson, “Jordan River”, AYBD).

 

El valle del Jordán
5 (100%) 1 vote

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *