Madrid, españa.

EL PROPÓSITO DE LAS PARÁBOLAS

Recursos Bíblicos Para Crecer

EL PROPÓSITO DE LAS PARÁBOLAS

las parábolas d jesús

El motivo por el cual Jesús empleaba la parábola como su método principal de instrucción ha creado un problema de gran significado entre los eruditos y estudiosos de las Escrituras.
Se ha dicho ya que lo más probable es que la parábola era una forma didáctica en boga dentro del medio ambiente del judaísmo del primer siglo; se ha insinuado que Jesús adoptó esta metodología como la suya para dejar sus enseñanzas más ricas respecto al reino de Dios. Todo esto no nos explica, sin embargo, el propósito exacto de Jesús en el uso de la parábola como instrumento didáctico. Varias respuestas se han dado entre los estudiosos.

(1) Se ha preguntado si Jesús daba las parábolas con el fin de encubrir u ocultar las verdades acerca del reino a los incrédulos. Ya que Jesús daba sus parábolas ante algunos de sus opositores más acérrimos, algunos opinan que el enseñar mediante parábolas sería un método para confirmar que sus enemigos no entendían la naturaleza del reino de Dios.

(2) Otros, más bien, han dicho que las parábolas de Jesús se daban sólo con el fin de aclarar conceptos tocantes al reino que se prestaban a confusión. En este caso, el auditorio de Jesús podría ser o sus discípulos u otros, incluso sus opositores.
Parece que mucha de la duda en torno al propósito de Jesús en usar las parábolas brota del pasaje en Marcos 4:10–12. Tal texto dice así:

Cuando estuvo solo, los que estaban alrededor de él junto con los doce le preguntaban en cuanto a las parábolas. Y él les decía: “A vosotros se os ha dado el misterio del reino de Dios: pero para los que están fuera, todas las cosas están en parábolas, para que viendo vean y no perciban, y oyendo oigan y no entiendan; de modo que no se conviertan y les sea perdonado”.

Obviamente, si se sigue una hermenéutica literal sólo puede entenderse que Jesús utilizaba la parábola para encubrir u ofuscar el mensaje del reino a los “de afuera” o sea, los no-discípulos. ¿Cómo se explica esto? De nuevo, varias interpretaciones se le han dado a este pasaje. Veremos algunas de ellas.

las parábolas d jesús

                                      Jesús explica una parábola a sus discipulos.

(1) C. H. Dodd  alega que estas palabras no son originales de Jesús, sino que reflejan un vocabulario de la iglesia primitiva, especialmente la que estuvo bajo la influencia de Pablo. Esta enseñanza, pues, sería un intento de la iglesia primitiva por explicar la postura incrédula de los judíos ante la predicación del evangelio. Según este concepto, Dios mismo cegaría los ojos de los judíos para que no entendieran ni aceptaran el evangelio del reino. Si se acepta la postura de Dodd, hay que pensar en una iglesia primitiva vengativa y amargada ante la oposición continua de los judíos. También, si se acepta su idea, no podemos saber, con base en este pasaje, el propósito que Jesús tendría en dar las parábolas.

(2) Joachim Jeremias (Las parábolas, pp. 16–22) aborda la cuestión de la obstinación de los judíos con relación a este pasaje también. A través de una discusión magistral que refleja su destreza en los idiomas bíblicos, Jeremias llega a la conclusión de que las palabras contenidas en Marcos 4:10–12 son de Jesús, pero han sido colocadas en un contexto diferente al original por Marcos el evangelista. Para Jeremias, no hay ninguna duda de que la parábola dada en Marcos 4:1–9 es de Jesús; las palabras en los vv. 10–12 también son de Jesús, pero fueron dadas en otra ocasión y colocadas aquí por Marcos. Según Jeremias, la interpretación de la parábola (vv. 13–20) es definitivamente de la iglesia primitiva y no de Jesús mismo. Con todo y esto, no desaparece el problema que presenta el texto. Jeremias llega a la conclusión de que cuando Jesús hablaba de la parábola en su contexto original y no la indicada por Marcos, se refería a toda la predicación de Jesús. Una cita clave bastará:

El logion no habla, en modo alguno … esta es nuestra conclusión … de las parábolas de Jesús, sino de su predicación en general. A los discípulos les ha sido revelado el misterio del reino presente; para los que están fuera, las palabras de Jesús permanecen oscuras, porque no han reconocido su misión y no hacen penitencia. Así se cumple en ellos la terrible profecía de Isaías 6:9 ss. 

Para este autor alemán de tanto prestigio, originalmente el contenido de Marcos 4:10–12 no se refería a las parábolas y su propósito sino sólo a la predicación de Jesús; Marcos el evangelista, en efecto, al colocar este dicho de Jesús en este contexto hace que las parábolas sean dichas por Jesús con el fin de confundir u ofuscar a los judíos no creyentes. En esto, Jeremias concuerda con Dodd; el texto era usado por la iglesia primitiva y Marcos, su representante, para demostrar que Dios excluía de su reino a los judíos incrédulos.

(3) Gunther Bornkamm, no obstante, asegura que originalmente las parábolas no podrían haberse dado con el propósito de ofuscamiento. Más bien, éstas se daban tal y como la conclusión del capítulo sobre el propósito de las parábolas dice: “con muchas parábolas semejantes les hablaba la palabra, conforme a lo que podían oír” (Mar. 4:33). Según este mismo texto, Jesús daba su enseñanza a la gente, y esperaba que la entendiera. Además, Bornkamm correctamente asevera que el contenido de las parábolas de Jesús desmiente la teoría del ofuscamiento. Con todo y eso, queda dentro de las parábolas de Jesús un elemento claro de misterio. Bornkamm dice:

Estos textos contienen efectivamente un misterio: el advenimiento oculto del reino de Dios en medio de un mundo que no deja aparecer ninguna señal de este reino ante los ojos de los hombres. Y esto hay que escucharlo, creerlo, y comprenderlo no a partir de una tradición o de una teoría sino a partir del oyente, tomado en el seno del mundo en el que él se encuentra

Es importante reconocer que estas palabras de Jesús en Marcos 4:10–12 respecto al propósito de las parábolas se basa en Isaías 6:9, 10. Mateo era de la opinión de que las parábolas se daban con el fin de ser entendidas, pero por causa de falta de fe, los enemigos de Jesús no las entendían (Mat. 13:13). Al abordar esta discusión, Mateo retuvo más del orden original de la cita tomada de la Septuaginta (la versión griega del Antiguo Testamento). Además, incluyó un versículo adicional tomado de Isaías que implicaba que había de por medio un autoendurecimiento del corazón. En otras palabras, las parábolas no eran entendidas, no por causa de Jesús, sino por causa de la incredulidad. Jones presenta una hipótesis:

¿Sería que Jesús tuviera a Isaías 6 presente al confeccionar su parábola del sembrador? Bien puede ser que la parábola sea una especie de comentario sobre el reino o un midrash. Si esto es cierto, facilita la combinación de las tres secciones. La parábola, la declaración sobre su propósito y la interpretación todas se centran en la recepción. La parábola, basada sobre el reino venidero, va más allá de Isaías y proyecta una gran esperanza tanto como un gran rechazo 

(4) T. W. Manson ofrece todavía otra posible salida de esta gran dificultad en Marcos 4. Según el escritor británico, la respuesta al problema estriba en un problema de traducción del arameo, el idioma de cuna de Jesús, al griego (el idioma en que los evangelios se escribieron). Según esta explicación de Manson, Jesús originalmente habría dicho que las parábolas eran para aquellos que no entendían, no para que no entendieran.

(5) Otro escritor inglés, A. M. Hunter, en su libro The Work and Words of Jesus (La obra y las palabras de Jesús) resume las “salidas” sugeridas del problema que presenta el propósito de las parábolas visto en Marcos 4. Su explicación se da a continuación:

El significado de Marcos 4:11, 12 parece ser que Jesús usaba las parábolas para cegar y endurecer a la gente. Esto es absurdo. Hay cuatro posibles soluciones para esta dificultad:

1. Las palabras son de la teología posterior de la iglesia; pretenden explicar porqué los judíos como un todo rechazaban el evangelio.

2. Son una especie de determinismo semítico puesto en los labios de Jesús, hablado tal vez irónicamente (ver Rom. 11:8).

3. Jina (griego por “para que”) es causativa e iguala a joti (griego por “porque”) Mateo 13:13 dice joti en lugar de jina que figura en Marcos. Todo esto quiere decir que “los de afuera” carecen de discernimiento espiritual. Por esto (dice Jesús) tengo que usar lenguaje parabólico.

4. Jina es una mala traducción del arameo de. De era ambiguo. Podría servir bien como pronombre relativo (quien) o como una conjunción (que). Marcos lo tradujo en “que” cuando debería haber escrito “quien”. En otras palabras, “los de afuera” son descritos como deficientes en discernimiento espiritual …

Según este modo de razonamiento, pues, tanto la parábola del sembrador como la explicación del propósito de las parábolas y la interpretación, todas vistas en Marcos 4, abordan la cuestión del rechazo que Jesús experimentó durante su ministerio por parte de sus enemigos. Pareciera que algo por el estilo raya en lo cierto respecto a la interpretación de este tercamente difícil pasaje en Marcos.

EL PROPÓSITO DE LAS PARÁBOLAS

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.