Madrid, España

EL PROFETA MIQUEAS

Recursos Bíblicos Para Crecer

EL PROFETA MIQUEAS

La lectura de este libro, el profeta miqueas, le puede confundir porque narra historias que sucedieron alguno miles de años. Por eso mejor, léalo considerándolo como una colección de discursos breves.

Autor del libro:

fue Miqueas. Fue un contemporáneo de Isaías cuando era joven y de Oseas. Profetizó en los reinados de Jotam, Acaz y Ezequías

Fecha:

El libro se escribió entre los años 735–715 a.C.

Método:

“Prosa” y “Discursos Proféticos” También usa un método interesante que es de antítesis o sea contrastes. Hay 4 pares de antítesis mostrando cautiverio, y restauración.

Propósito:

Demostrar que el obligado producto de la fe salvadora es la reforma social y la santidad práctica basada en la justicia y la soberanía de Dios. Dios envió a Miqueas a decirle a Judá que se vuelvan de sus malos caminos, denunciando a los líderes a que no continúen oprimiendo a los pobres, y q a que no usen sus posiciones para sus propios beneficios. Les dijo que un juicio se avecinaba sobre Judá si no cambiaban su estilo de vida.

El nombre:

Miqueas en hebreo es “Mi-ka-Yahu” que quiere decir: “Quien es como Jehová” Miqueas fue provinciano de Judá de more-set cerca de Gad a unos 30 Km. al Oeste de Jerusalén. Conocía las profecías de Isaías y era recordado en los tiempos de Jeremías como un profeta de Jehová durante el reinado de Ezequías, Jer. 26:18–19.

¿Para que se escribió?

para revelar:

• Que tanto el reino del Norte y del Sur; están destinados a experimentar la ira de Dios.
• Que después de sufrir el castigo la nación será restaurada y eventualmente llegará el esperado Mesías.
• Que el nombre de Miqueas expresa una amonestación al pueblo de Dios a que permanezca fiel.

Bosquejo:

el libro tiene 3 divisiones principales:

Mensaje de castigo: Juicio sobre Israel y Judá ► 1:1–2:13

A. El Juicio contra Samaria, 1:2–8
B. El Juicio contra Judá, 1:9–16
C. El Juicio sobre los opresores, 2:1–11
D. La Misericordia sobre un remanente: 2:12–13

Mensaje de promesa: Viene un futuro glorioso ► 3:1–5:15

A. El Juicio sobre los gobernantes malos, profetas falsos, y las naciones: 3:1–12
B. El Carácter del Reino: 4:1–5
C. Estableciendo el Reino: 4:6–13
D. El primer adviento y rechazo del Rey: 5:1–2
E. El intervalo entre el rechazo del Rey y Su retorno: 5:3
F. Los Eventos bajo Su retorno: 5:4–15

Mensaje de perdón: castigo y misericordia ► 6:1–7:20

A. Controversia con Dios por causa de la ingratitud, 6:1–5.
B. Obediencia antes que sacrificios, 6:6–8.
C. Reprensión divina y castigo anunciado, 6:9–16.
D. Arrepentimiento de Israel y confesión de fe, 7:1–13.
E. Oración en procura de restauración, y seguridad ofrecida por Dios, 7:14–17.
F. Se alaban la misericordia y fidelidad de Dios, 7:18–20.

LA DEFINICIÓN DE LA VERDADERA RELIGIÓN – Miqueas 6:8

“Hombre, él te ha declarado lo que es bueno, lo que pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, amar misericordia y humillarte ante tu Dios.


EL LIBRO DE MIQUEAS

INTRODUCCIÓN

Miqueas, profetizó en Judá, aunque también se dirigió al reino del norte durante el tiempo en que Israel estaba cayendo en manos de los Asirios, 735–700 a.C. Miqueas fue un campesino que tuvo un profundo interés por los problemas de la sociedad agrícola. Miqueas era de un valle que se extiende entre las montañas de Judá y las llanuras de la costa del mar Mediterráneo, era una tierra buena, suave, y fértil, donde vivió desde niño, con las amarguras del campesino humilde y sometido a la prepotencia de quienes codician campos, y oprimen al hombre, a su familia, y su heredad, 2:2.

El libro de Miqueas aunque pequeño es casi igual al libro de Isaías por tres razones: Primero, porque en ambos libros se hacen mucho énfasis en la primera venida de Cristo. Segundo, porque ambos profetas viven en la misma situación y en el mismo momento histórico. Y tercero, ambos profetas tienen un mensaje similar en varios lugares por ejemplo: Mi, 4:1–3 y 5:2–4, con Is. 2:2–4 y 9:6–7. Es probable que aunque sus mensajes son casi similares; sus auditorios son diferentes porque Isaías ministraba en la corte y Miqueas en medio del pueblo común.

el profeta miqueas

PRIMERA DIVISIÓN

I. MENSAJE DE CASTIGO: JUICIO SOBRE ISRAEL Y JUDÁ ► 1:1–2:13

Este es el primer “Oíd” es el primer mensaje de juicio sobre Samaria y Judá y “Todo esto por la rebelión de Jacob, y por los pecados de la casa de Israel…” 1:5. Aquí el tema se centra en el juicio y la cautividad. Miqueas primeramente le predica al reino del norte con su capital Samaria diciéndoles que Asiria llegará los invadirá y los convertirá en escombros debido a que los Samaritanos estaban metidos en la idolatría. Luego, en 1:8–16, Miqueas profetiza diciendo que lo mismo le sucedería a Judá porque también habían pecado y no fueron capaces de ser santos a pesar de que Dios les había provisto todo sin faltarle nada.

En el capítulo dos se dan las razones del porque Judá seria enjuiciada y llevada cautiva por los Babilonios. Allí se describen de un modo muy gráfico la total destrucción del pueblo, incluyendo los gobernantes, los profetas, las mujeres y los niños. Todo por los pecados de injusticia social entre el mismo pueblo de Dios.


SEGUNDA DIVISIÓN

II. MENSAJE DE PROMESA: VIENE UN FUTURO GLORIOSO ► 3:1–5:15

Este es el segundo “Oíd” es el segundo de juicio sobre los gobernantes corruptos de Samaria y Jerusalén, es decir, a Israel y a Judá. Porque en ambas se fomenta la maldad de los gobernantes y los poderosos, 3:1–3; la injusticia de los jueces, 3:9–10; la corrupción de los sacerdotes y los profetas, 3:5–7, 11; de modo que por causa de todos ellos, “Sion será un campo arado, Jerusalén se convertirá en montones de ruinas y el monte de la Casa se cubrirá de bosque” 3:12. Este terrible anuncio de la destrucción de Jerusalén y del Templo impresionó tan profundamente a los habitantes de la ciudad santa, que un siglo después lo mencionó Jeremías en su profecía, Jer 26:18.

Miqueas también predice a Judá las bendiciones del Reino Milenial predice la esperanza de un tiempo último, 4:1, en el que Judá e Israel andarán, “en el nombre de Jehová, nuestro Dios, eternamente y para siempre” 4:5. Entonces habrá salvación, Jerusalén será restaurada y acudirán a ella las naciones, diciendo: “Venid, subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob”. Allí conocerán los caminos del Señor y recibirán la instrucción de Su palabra, 4:1–2. De Belén, el pequeño pueblo donde nació el rey David, saldrá otro rey, que será Señor en Israel y que también será nuestra paz, esta es la conocida profecía de que el Mesías nacería en Belén 5:2, 5. Entonces se acabarán las guerras, y las armas se transformarán en instrumentos de paz y de trabajo; y se convertirán sus espadas en azadones y sus lanzas en hoces. Ninguna nación alzará la espada contra otra nación, 4:3.


TERCERA DIVISIÓN

III. MENSAJE DE PERDÓN: CASTIGO Y MISERICORDIA ► 6:1–7:20

Este es el tercer “Oíd” es el tercer mensaje de juicio dirigido particularmente a Israel. Hay un intenso acento de amargura cuando el profeta reprocha la infidelidad con que el pueblo responde a la bondad de Dios: “Pueblo mío, ¿qué te he hecho o en qué te he molestado?” 6:3; porque en Israel triunfa la maldad, 6:10; 7:6, y es tanta la corrupción moral, que la amistad se desvanece, la justicia se compra y se vende, la desconfianza separa incluso a los cónyuges y la recíproca falta de respeto destruye la convivencia familiar, 7:1–6.

Pero, no obstante, en la profecía prevalece la esperanza sobre todos estos males, la seguridad de que todavía el Señor tendrá misericordia de los suyos, del pequeño “remanente de su heredad” que haya quedado limpio de pecados e infidelidades tras la prueba purificadora que el Señor traerá sobre Israel, 7:18; 2:12; 4:6–7; 5:7–8. Miqueas, al fin del libro, expresa su confianza en que el Señor, el cual “se deleita en la misericordia” 7:18, cuidará a Israel en el futuro, lo pastoreará como lo hizo en el tiempo pasado cuando los sacó de Egipto y le mostró sus maravillas, 7:14–20.

el profeta miqueas

CAPÍTULOS IMPORTANTES

Capítulos

1–2 Los pecados de Jerusalén y Judá.
3 Los pecados de los falsos líderes del pueblo.
5 El Mesías nacerá en Belén de Judá.
6 Dios reprende a Israel.
7 Dios da perdón y victoria.


ENSEÑANZAS IMPORTANTES

• Dios da advertencias para que no tengamos que sufrir Su ira.
• El juicio es seguro si las advertencias de Dios no son escuchadas y Su provisión por el pecado en el sacrificio de Su Hijo es rechazada.
• Dios jamás permitirá que continúe la injusticia hacia los más débiles.
• Dios castigará a los líderes falsos y dirigentes que no obran conforme a la justicia.
• Dios medirá con una vara más grande a los dirigentes espirituales y sociales, debido a que son más responsables delante de Él por el cargo obtenido.
• Dios en su omnisciencia tenía determinado el lugar y el tiempo en que nacería el Mesías Salvador.
• Dios no se impresiona con nuestras actitudes religiosas que hagamos. Sino que Dios desea que actuemos con justicia, amor, y humildad.
• Para el creyente en Cristo, Dios nos disciplinará –no por odio- sino por el amor que nos tiene.
• Dios sabe que el pecado destruye y quiere que seamos íntegros.

EL VERSICULO CLAVE DE TODO EL LIBRO ES:

“Pero tú, Belén Éfrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.” Miqueas 5:2

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.